Lo cubano primero

Sesiona en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas el Segundo Foro de Consumo Audiovisual en Cuba

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA, Villa Clara.— La necesidad de que la idiosincrasia del cubano y la originalidad distingan el producto audiovisual nuestro, alejado de la copia de patrones foráneos, constituyó  reflexión recurrente en el Segundo Foro de Consumo Audiovisual en Cuba, efectuado en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas.

El profesor Manuel Martínez Casanova destacó que «no nos hemos dado cuenta de la dimensión de ese problema»,  al referirse al impacto de las nuevas tecnologías en la producción y recepción de la cultura.

Al coincidir con ese criterio, Abel Prieto, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, recordó que las nuevas formas de consumo cultural dan la idea de que la persona está escogiendo lo que quiere consumir, pero lo hace a partir de los paradigmas que se le imponen.

La democracia y la diversidad están escondidas bajo la agenda hegemónica del entretenimiento, y la globalización tiene como fin eliminar la diversidad, enfatizó.

Por ello, subrayó, hay que entrenar a nuestros públicos, porque tenemos el deber de influir para formar los gustos, y proporcionarle instrumentos a la gente a fin de que aprendan a discernir entre lo valedero y lo que no lo es.

Se refirió, además, a que las distorsiones de las preferencias tienen que ver también con desaciertos de las instituciones por la falta de un trabajo coherente, y ponderó el papel primordial que debe jugar la crítica especializada sobre los programas de televisión.

Abel Prieto significó que las preguntas hechas por los participantes en el análisis reflejaban la meditación que han hecho sobre este fenómeno, donde el entreteniendo tiene tanto peso. «En la cultura está la posibilidad de garantizar un ser genuinamente humano. Si es arte genuino va a haber un mensaje de humanismo», concluyó.

La profesora Marilyn Marrero destacó el papel que le corresponde a los centros de enseñanzas para desarrollar la capacidad en los estudiantes de saber apreciar el arte, pues este no se aprende en la calle. Mientras, Ernesto Delgado subrayó que no existe originalidad en la televisión, criterio muy compartido en el debate.

El periodista y crítico cinematográfico Rolando Pérez Betancourt, incitó al análisis con una conferencia sobre el consumo audiovisual en la cual disertó sobre la hegemonía de productos foráneos, sobre todo estadounidenses.

Al responder preguntas, argumentó que aun en el maremágnum de la programación cinematográfica de la televisión resulta difícil para el televidente discernir qué vale más o vale menos, debido a una mala promoción. Y esto no se acaba de resolver. La gente consume a partir de la televisión y el paquete, pero en sentido general las películas que pasa la televisión son mejores que las de aquel, razonó.

Por su parte, el periodista Pedro de la Hoz, vicepresidente de la Uneac se refirió a que estos foros convocados por la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, entre otras instituciones, pretenden contribuir a la adecuada recepción de la producción audiovisual en Cuba.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.