Celebran acto central por el aniversario 40 de la Operación Carlota (+Fotos)

Asistieron a esta conmemoración miembros del Buró Político del Partido, de las organizaciones políticas y gubernamentales de la provincia, jefes y combatientes de las FAR y el Minint, estudiantes y trabajadores

Autor:

Juventud Rebelde

El acto central por el aniversario 40 de la Operación Carlota, inicio de la misión militar cubana en la República de Angola, se celebró este jueves en el ingenio Triunvirato, Museo al Esclavo Rebelde, ubicado en Matanzas.

El General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín, miembro del Buró Político y viceministro de las FAR, rememoró la ayuda cubana al movimiento de liberación de África, iniciada desde fecha tan temprana como 1961.

Espinosa Martín destacó el heroísmo de los instructores militares cubanos, los únicos presentes en Angola durante la guerra de independencia, ante la masiva invasión extranjera a la que fue sometido ese país tras declararse independiente.

La Operación Carlota comenzó una vez que en decisión soberana Cuba decidió enviar tropas regulares para enfrentar la amenaza del apartheid, y constituye la más prolongada y exitosa misión internacionalista cubana, abundó.

Fuimos testigos del nacimiento de un estado libre, soberano e independiente el 11 de noviembre de 1975, continuó el viceministro de las FAR, aseveró. Luego en marzo de 1976 el gobierno racista de Sudáfrica comenzó una delirante carrera armamentista que lo llevó a utilizarlas repetidamente contra Angola.

A finales de 1987 se produjo la última gran invasión sudafricana a suelo angolano en circunstancias que ponían en peligro la estabilidad de esa nación, continuó. Cuba no dudó en enviar hacia Angola todo lo necesario para revertir la situación, y así ocurrió con una celeridad tal que el enemigo no tuvo tiempo para percatarse del embotellamiento que se había metido.

El enemigo no tuvo más remedio que sentarse a la mesa de negociaciones. La misión internacionalista estaba cabalmente cumplida. Nuestros combatientes regresaron solo con la amistad de los angolanos y con los restos gloriosos de los caídos, a los cuales estamos eternamente agradecidos y no olvidaremos jamás, afirmó.

En esta lucha resultó decisiva la semilla sembrada por los mambises y nuestros guerrilleros en la Guerra de Liberación, continuada por los combatientes en activo y de la reserva tras el triunfo de la Revolución. El ejemplo y la experiencia acumulada resultan imprescindibles para el futuro, subrayó.

La Operación Carlota constituyó una extraordinaria hazaña de nuestro pueblo, agregó Espinosa Martín. El nombre de esta operación propuesta por el General de Ejército Raúl Castro es un símbolo y homenaje a los cientos de esclavos que fallecieron en las sublevaciones libertarias. Entre ellas la negra lucumí Carlota, un paradigma de la lucha por la liberación y parte del patrimonio cubano de rebeldía contra la dominación.

Hace hoy 40 años, fue como si los huesos de Carlota y sus compañeros se juntaran nuevamente para servir en la liberación de sus compañeros africanos, afirmó el General de Cuerpo de Ejército.

En este aniversario 40 queremos transmitir un especial reconocimiento a los familiares de nuestros internacionalistas que infundieron ánimos a cada combatiente, dijo más adelante. Sin excepción han estado a la altura del sacrificio supremo del ser querido. Supieron transformar su profundo dolor, ese dolor que estremeció a toda Cuba durante la Operación Tributo, cuando se trasladaron los restos mortales de los caídos en combate, en mayor respeto a la causa en la que entregaron sus vidas.

Nos llena de regocijo ver al hermano pueblo angolano que trabaja incansablemente en la liberación de su país y celebra con gran júbilo los 40 años de su independencia. Cada día se consolidan más las relaciones entre nuestros pueblos, sentenció.

Al inicio del acto político cultural y parada militar se depositaron tres ofrendas florales en el monumento que recuerda la gesta libertaria de Carlota, a nombre de Fidel, Raúl y del pueblo de Cuba, acompañadas por pioneros, estudiantes de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos y combatientes internacionalistas.

Luego la artista Patricia Marrero Hernández, junto a Los muñequitos de Matanzas, interpretó la poesía África.

Seguidamente el coronel de la reserva Emir Ávila Valdivia, internacionalista que luchó en Angola, rememoró cómo fue que se insertaron en esta epopeya y brindó detalles de su misión frente al apartheid en esta nación africana.

Estamos aquí como hace 40 años, dispuestos para continuar la lucha. Gloria eterna para mis hermanos caídos y para los que hoy no están con nosotros, expresó Ávila Valdivia.

Cándido Van-Dúnem, ministro de Antiguos Combatientes y Veteranos de la Patria de la República de Angola, transmitió un saludo al pueblo y Gobierno de Cuba, y en especial a los combatientes internacionalistas que combatieron junto a los angolanos contra el apartheid.

Aseveró que la Operación Carlota tuvo una dimensión que trascendió a Cuba y Angola para situarse en el marco de todos los pueblos que lucharon y ayudaron a otros pueblos en la búsqueda de su libertad.

Si para Cuba la Operación Carlota es un orgullo, para los angolanos es motivo de reconocimiento y gratitud porque hoy somos un pueblo verdaderamente libre y soberano, dueños de nuestro propio destino.

Después de una larga y dura lucha armada contra el colonialista portugués, sucedió que el país se sumergió en un conflicto armado sostenido por fuerzas extranjeras, y fue invadida Angola por mercenarios que pretendían impedir la proclamación de la independencia nacional y querían implantar un régimen dócil a los neocolonialistas, rememoró Van-Dúnem.

Destacó cómo Cuba respondió a la solicitud de Angola para luchar por su liberación junto a las FAPLA. En especial hizo hincapié en la batalla de Fangondo, donde se logró una victoria ante los mercenarios que pretendían tomar Luanda, la capital de esa nación.

Subrayó que al sur destacó en otra batalla la heroicidad del Comandante Raúl Díaz Argüelles, quien cayó en la Batalla de Ebo.

Con la derrota de las fuerzas invasoras el 11 de noviembre de 1975 pudo Angola proclamar su independencia, pero nuestro país fue blanco de otra escalada de guerra por parte del ejército racista de Sudáfrica.

Ante esa nueva amenaza Cuba intervino una vez con su inestimable espíritu internacionalista, el mismo que siguió el presidente Agostinho Neto para proclamar que en Namibia, Zimbawe y Sudáfrica estaba la continuación de la lucha. Este ejemplo fue seguido por el presidente José Dos Santos y hoy la libertad de estos países es una realidad, resaltó Van-Dúnem.

Los sacrificios hechos por nuestros países son un motivo para continuar nuestra histórica relación de cooperación, fraternidad y hermandad. A pesar de las complejidades mundiales, debemos mantenernos firmes en nuestras relaciones y extenderlas en todos los ámbitos posibles, abundó el ministro angolano.

Si en el pasado Cuba fue un baluarte para nosotros en el apoyo en diversas ramas, hoy esa necesidad se mantiene, por ello nada ni nadie podrá frenar la cooperación entre nuestras naciones. En un mundo de alianzas estratégicas, la nuestra debe ser cada vez más fuerte, sentenció Van-Dúnem.

Agradeció nuevamente a Cuba por la solidaridad en esta misión internacionalista, y la invitación al Gobierno angolano que le permitió estar presente en esta conmemoración.

Presidieron el acto los miembros del Buró Político del Comité Central del Partido, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez ; Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; el General de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, viceministro primero de las FAR; el General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinoza Martín, viceministro de las FAR; Teresa Rojas Monzón, primera secretaria del Partido en Matanzas; Tania Leal miembro del y presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Matanzas; Raúl Rodríguez Lobaina, jefe del Ejército Central y Cándido Van-Dúnem.

La misión militar cubana en Angola se denominó Operación Carlota, en honor a la esclava rebelde del ingenio Triunvirato, protagonista de una de las más grandes sublevaciones de esclavos de Cuba, que tuvo lugar el 5 de noviembre de 1843.

Asistieron además a esta conmemoración miembros del Buró Político del Partido, de las organizaciones políticas y gubernamentales de la provincia, jefes y combatientes de las FAR y el Minint, estudiantes y trabajadores.

Asimismo estuvieron invitados integrantes del Cuerpo Diplomático y del Cuerpo Diplomático Militar acreditados en Cuba, combatientes internacionalistas de las FAR y el Minint, una representación de los familiares de los mártires caídos en misiones internacionalistas, una delegación de la República de Angola y los Cinco, Héroes de la República de Cuba.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.