Reabre instalación turística tunera

El hotel Brisas Covarrubias está enclavado en un litoral de 11 kilómetros de playas vírgenes de arena finísima y aguas limpias

Autor:

Juan Morales Agüero

PUERTO PADRE, Las Tunas.— El hotel Brisas Covarrubias, emblema del turismo en esta provincia, reabrió sus puertas al público vacacionista casi a punto de que comience la temporada alta, luego de someterse a un importante proceso de inversiones.

Según Jorge Alexis Parra, su director general, 50 habitaciones recibieron reparaciones capitales, se reemplazó el mobiliario del restaurante-bufete, el entorno de la piscina experimentó mejorías y el lobby-bar incorporó mesas nuevas. Además, se suplieron cubiertas, pisos e instalaciones hidrosanitarias.

En el hotel, de categoría Cuatro Estrellas, se labora todavía en el remozamiento del ranchón de la playa. Ese local contará con tres niveles, el último de los cuales funcionará como mirador, con una paradisíaca panorámica de los alrededores. Dispondrá, además, de un área para cenas románticas.

«En todas las habitaciones fueron repuestos los televisores de pantallas planas de 32 pulgadas —dice Elizabeth Llorente, especialista comercial de la instalación—. Y en materia de pintura, se laboró arduamente para que el hotel luzca atractivo para los turistas que nos seleccionen como destino».

Agregó que el remozamiento de la instalación, adscripta al grupo Cubanacán, incluyó la apertura de un bar-terraza, que funcionará las 24 horas como una extensión del lobby-bar,  y un restaurante especializado en platos con productor del mar.

El Hotel Brisas Covarrubias recibe, fundamentalmente, turistas procedentes de Canadá, quienes son asiduos visitantes en la temporada alta. En la actualidad se diseñan estrategias para atraer a vacacionistas de Europa y de otros países de América.  El mercado nacional tiene también una importante presencia.

Además de arena, playa y sol, la instalación oferta en su régimen de Todo Incluido un variado programa recreativo, que prevé juegos de participación, piscina, gimnasio, billar, actividades náuticas, animaciones diurnas y nocturnas,  buceo, discoteca, deportes y excursiones, entre otras opciones.

La instalación turística tunera está enclavada en un litoral de 11 kilómetros de playas vírgenes de arena finísima y aguas limpias, en cuyo lecho palpita una de las colonias de corales más importante de todo el territorio nacional.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.