Reconocen aporte del pueblo y su historia

El aniversario 185 de la ciudad de Nueva Gerona devino escenario de reconocimiento popular, recordación de la historia local, identidad y compromiso con la Patria

Autor:

Roberto Díaz Martorell

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud. — La ciudad de Nueva Gerona cumplió 185 años este pasado 17 de diciembre, una urbe joven si se compara con las primeras villas fundadas hace cinco centurias, pero en sus calles, barrios y espíritu, lleva, además de las huellas del tiempo, la impronta de grandes hombres y hombres comunes que engrandecen su nombre.

Así lo reconoció el pueblo pinero cuando en Asamblea Solemne distinguió a cerca de treinta ciudadanos de esta ínsula por su aporte a la cultura, las ciencias, las artes, la educación, el trabajo diario, la higiene comunal, el deporte y la historia.

Entre los homenajeados destaca Arnol Wesley Dixon Robinson, conocido como Sony Boy, Premio Cubadisco 2006, quien  mereció la réplica del buque El Pinero, máxima distinción que otorga el gobierno municipal a personalidades cubanas y extranjeras.

Asimismo la Heroína del Trabajo Maria Ramírez Anache; el repentista Melesio Reynaldo Aguilar y la instructora de danza María del Carmen Leyva Ruiz, recibieron el escudo de la ciudad, símbolo del pueblo pinero, la ferocidad de su suelo, la independencia y verticalidad de principios en relación con la unidad nacional.

De igual modo, se le entrego post morten la misma distinción a Juan Colina la Rosa, Historiador de la Ciudad, por su dedicación e importantes aportes a la identidad e historia local.

Nueva Gerona también guarda en su histórica fecha fundacional, la coincidencia del aniversario de la muerte de Simón Bolivar, el Libertador de América y la última noche del joven José Martí en la finca El Abra antes de partir en la mañana del 18 de diciembre hacia La Habana para ser deportado a España.

También matizan la historia local, la presencia en estas tierras de Pablo de la Torriente Brau, quien denunció los horrores del Presidio Modelo, recinto carcelario desde donde Fidel y demás sobreviviente de la epopeya del Moncada en 1953, forjaron la idea de liberar por siempre a Cuba del régimen sanguinario de Fulgencio Batista y la virtud de cientos de jóvenes cubanos de la década del ´60 cuando tras el paso arrasador del huracán Alma (1966) llegaron a la entonces Isla de Pinos a recuperar lo perdido y avanzar mucho más.

También la historia, coincidentemente, marcó el 17 de diciembre —fecha fundacional de Nueva Gerona— con el regreso definitivo a casa de tres de los Cinco Héroes que cumplían inmerecidas sentencias en Estados Unidos.

Hoy, convocados por ese paradigma histórico, los pineros encendieron sus velas, por Babalú Ayé, por Nueva Gerona y por la Patria.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.