Crecerá un dos por ciento Producto Interno Bruto en 2016 - Cuba

Crecerá un dos por ciento Producto Interno Bruto en 2016

Será un avance de dos puntos porcentuales con respecto al crecimiento de cuatro por ciento en el año que termina, indicó Marino Murillo Jorge, vicepresidente del Consejo de Ministros y titular del Ministerio de Economía y Planificación

Autores:

Marianela Martín González
Susana Gómes Bugallo
René Tamayo León

El Producto Interno Bruto en 2016 crecerá un dos por ciento con respecto al año que termina, cuando se reportó un aumento de ese indicador macroeconómico de cuatro por ciento con relación a 2014.

Al explicar ante el Sexto Periodo de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional los resultados económicos del año 2015 y la propuesta del Plan para el año 2016, Marino Murillo Jorge, miembro del Buró Político y vicepresidente del Consejo de Ministros, informó que este pronóstico es el más racional de acuerdo a las condiciones económicas del país y el complejo mundo en que hoy vivimos.

No obstante, indicó el también titular del Ministerio de Economía y Planificación, el crecimiento de un dos por ciento del PIB en el año que va empezar es una meta muy tensa, sobre todo desde el punto de vista de la disponibilidad de divisas extranjeras. «Hay que trabajar muy bien para lograr ese crecimiento», enfatizó.

Las mayores subidas en el año que comienza se planifican en los sectores de la construcción; hoteles y restaurantes; agricultura, ganadería y silvicultura; transporte, almacenamiento y comunicaciones; electricidad, gas y agua; y la industria azucarera, entre otras.

Para alcanzar lo proyectado en el Plan de la economía para 2016, Marino Murillo indicó que se debe potenciar al máximo las reservas de eficiencia de nuestra economía, lo cual ha de fundamentarse en un aumento de la eficiencia en el uso de divisas, entendido, por ejemplo, en no deteriorar el índice de importaciones por peso de PIB producido; de otra manera, para producir un peso no podrá erogarse más centavos en divisas de lo planificado.

También habrá de aprovecharse la tendencia a la reducción de precios en el mercado internacional en ciertos productos; e incrementar el uso de los inventarios disponibles.

Sobre esto último, el Vicepresidente del Consejo de Ministros informó que desde septiembre ha habido un importante arribo de materias primas, parte de la cual será fuente de inventario para 2016.

Refirió que el país dispone de 19 mil millones de pesos en inventario, para un 23 por ciento del PIB. Estamos en un límite aceptable de cobertura, pero hay que conocerla y aprovecharla, subrayó.

La potenciación de las reservas de eficiencia de la economía nacional también exige —agregó— reducir los índices de consumo que propician ahorros, fundamentalmente en importaciones de portadores energéticos.

Abundando en el Plan para 2016, el titular del Ministerio de Economía y Planificación enfatizó que se priorizarán los recursos hacia aquellas actividades que garanticen exportaciones y sustituyan importaciones. Vamos a producir todo lo que se puede producir para que después otros no tengan que importar, subrayó.

Murillo Jorge explicó con detenimiento a los diputados los balances de la economía nacional que regirán la planificación para el próximo año, que serán ocho.

Sobre la importación de alimentos, anunció que en 2016 se comprará en el exterior un volumen valorado en 1 940 millones de dólares.

Respecto a los portadores energéticos, informó que habrá un ajuste del cinco por ciento por concepto de eficiencia, una rebaja del 20 por ciento para la actividad administrativa, y un ajuste del diez por ciento en las actividades de servicios.

Los balances de la economía también incluyen el de carga y tráfico, cuyo plan asegura el crecimiento proyectado en la economía sin que exista déficit; y el de transportación de pasajeros.

Sobre las inversiones, explicó que se prevé un monto a ejecutar de 7 841 millones de pesos, para un crecimiento del 13,5 por ciento con respecto a 2015.

Abundó que el 58 por ciento de las inversiones estarán dirigidas al turismo, a la energía y el petróleo, al enfrentamiento a la sequía y el saneamiento; al sector azucarero y los derivados, y a las telecomunicaciones, entre otros sectores.

Es decir, expuso, son inversiones que tributan a sectores fundamentales, estructurales, para el desarrollo del país.

Al comentar la situación monetaria financiera al interior de la economía, Murillo Jorge indicó que se mantienen las condiciones de equilibrio, por lo que se prevén bajos índices de inflación en CUP.

Al referirse a los mercados agropecuarios, informó que para mantener la oferta y estabilizar los precios a la población, se incrementarán las ventas liberadas de alimentos con relación a los estimados 2015, excepto de azúcar crudo y refino, al no existir un incremento en su demanda.

El Vicepresidente del Consejo de Ministros ratificó la política del país para potenciar al máximo la empresa estatal socialista. Indicó que para el próximo año está planificado pagar por concepto de salario en el sector empresarial el 35 por ciento de cada peso producido como nueva riqueza.

2015: Sí, el PIB creció un cuatro por ciento

Sobre los resultados económicos del año 2015, Marino Murillo Jorge ratificó que el crecimiento del Producto Interno Bruto, como nueva riqueza que el país crea, creció cuatro por ciento con respecto a 2014.

Señaló que este año el PIB en América Latina decrecerá ligeramente, influenciado por el comportamiento negativo de dos grandes economías como la brasileña y la venezolana, asociado, en lo fundamental, a la caída de precios de los combustibles.

Explicó que la baja en el valor de los combustibles y las variaciones en el precio de la monedas, debido a la apreciación del dólar estadounidense, han tenido algún efecto negativo en las exportaciones del país, pero pese a eso se avanzó.

Más adelante apuntó que el incremento del PIB aún no se refleja en la economía del hogar. Eso requiere de crecimientos más altos y que sean continuos por varios años, explicó. Los niveles productivos son mayores, pero aún no alcanzan, reconoció.

El cuatro por ciento de crecimiento del PIB cubano es un buen resultado, en comparación con el comportamiento de las economías a nivel mundial en este año, enfatizó. La meta se ha cumplido —dijo. Todos los sectores productivos crecen, aunque algunos no cumplieron con lo planificado.

Murillo subrayó como un resultado muy positivo que la esfera de la producción material, la «economía real», incrementara su participación en el PIB de 59,3 por ciento en 2014 a 61,1 por ciento en el año que ya finaliza.

Indicó que esto no ha sido un hecho espontáneo, sino que es algo diseñado. «Se ha hecho un esfuerzo en los últimos años para ir reanimando la producción nacional. Hay que proteger a los productores nacionales, no se puede vivir a golpe de importaciones», sentenció.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.