Un adiós al hombre de la palabra en ristre - Cuba

Un adiós al hombre de la palabra en ristre

Las cenizas del destacado intelectual cubano Ernesto Vera Méndez estuvieron expuestas en la funeraria de Calzada y K, desde las nueve de la mañana hasta las tres de la tarde de este 11 de diciembre, cuando partió el cortejo fúnebre hacia la Necrópolis de Colón

Autor:

Juventud Rebelde

«Es difícil que la tristeza no nos embargue a todos». Así inició Tubal Páez Hernández sus palabras de despedida de duelo a Ernesto Vera Méndez, destacado periodista, presidente de Honor de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) y de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap), en la tarde de este lunes, en la Necrópolis de Colón, reseñó Cubaperiodistas.

Las cenizas del destacado intelectual cubano y latinoamericano por vocación y hechos, estuvieron expuestas en la funeraria de Calzada y K, desde las nueve de la mañana hasta las tres de la tarde de este 11 de diciembre, cuando partió el cortejo fúnebre hacia el camposanto del Vedado capitalino.

Antes de la marcha hacia su última morada, le rindieron guardia de honor miembros de la Presidencia y del Comité Nacional de la UPEC, dirigentes del Partido, directores de medios de prensa, compañeros de décadas de trabajo, combatientes de la Revolución Cubana y premios nacionales de Periodismo José Martí, ante la urna que contenía sus cenizas y que estaban escoltadas por ofrendas florales enviadas por Fidel y por Raúl, lo cual simboliza la alta valía de este ilustre hombre de letras.

Tubal Páez, vicepresidente primero de la Felap y también presidente de Honor de la Upec, destacó la trayectoria revolucionaria de quien hiciera del ejercicio del periodismo su razón de vivir. Vera se entregó a su mayor deseo: escribir, pero nunca eludió la responsabilidad de dirigir y defender la Patria, como pudo apreciarse en los primeros años de la Revolución, cuando siempre estuvo vestido de miliciano, en el centro del combate, dijo.

Al nacer la UPEC, en 1963, el sectarismo reinante en un gremio disperso y competitivo le prohibió ser su presidente, pero en el Segundo Congreso de la organización, en 1966, fue electo presidente y pudo instaurar reformas en la organización con su visión integradora.

A través de las palabras de Tubal Páez se conocieron muchos pasajes de la vida del destacado intelectual, puesto a prueba en México —mientras representaba a la Organización Internacional de Periodistas (OIP) en este continente—, cuando su casa se convirtió en refugio de periodistas latinoamericanos perseguidos por las dictaduras de sus países. La apertura de la carrera de Periodismo en la Universidad de La Habana y su extensión a otras casas de altos estudios del país, así como la fundación de la editorial Pablo de la Torriente Brau, de la Unión de Periodistas de Cuba, se cuentan entre sus méritos.

Son muchas las huellas que deja un ser humano en la vida, pero cuando estas trascienden el ámbito familiar y llegan hasta lo más profundo de la sociedad donde vive, entonces se puede decir que se ha cumplido bien la obra de la vida, y en este caso, Ernesto Vera sobrecumplió con creces la parte que le correspondió como cubano, enfatizó el orador.

Los méritos de Vera también fueron reconocidos en mensajes de condolencia enviados por la Federación Latinoamericana de Periodistas, la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU), gremios y profesionales de la región.

En el Panteón de los Combatientes de la Revolución Cubana, acompañaron sus cenizas sus hijos y familiares; Alberto Alvariño Atiénzar, vicejefe de Departamento del Comité Central del Partido; Nereyda López, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Cultura; la Generala de Brigada Teté Puebla, junto a dirigentes de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana; Antonio Moltó Martorell, presidente de la Upec; directores de medios de prensa; premios nacionales de periodismo José Martí, integrantes de la Presidencia y del Comité Nacional de la UPEC; la presidenta de la FEU de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, Ania Terrero; periodistas destacados, y amigos que nunca olvidarán a Ernesto Vera Méndez.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.