Expectativas ante cursos por encuentros sin exámenes de ingreso

En la modalidad semipresencial el estudiante tiene la posibilidad de tener intercambios sistemáticos con profesores de todas las asignaturas

Autor:

Margarita Barrios

«Al Curso por Encuentro puede aspirar todo aquel que cuente con el nivel medio superior vencido, sin límite de edad. La supresión de los exámenes de ingreso abre altas expectativas para quienes tenían este requisito como barrera para su acceso a la Universidad», afirmó el Doctor Manuel Guillermo Valle Fasco, director de Formación de Profesionales del Ministerio de Educación Superior.

En una reciente conferencia de prensa, el directivo puntualizó que el Curso por Encuentro se impartirá por la modalidad semipresencial, a través de la cual el estudiante tiene la posibilidad de tener intercambios sistemáticos con los profesores de todas las asignaturas.

«Son las denominadas clase-encuentro, en las cuales los alumnos reciben orientación del nuevo contenido, valoran y discuten la guía de estudios —que les permite la autopreparación y el trabajo independiente—, y también realiza la ejercitación de los contenidos fundamentales.

«Este tipo de curso incluye exámenes parciales y finales, así como la denominada evaluación sistemática, la cual se concibe como un medio y no como un fin, pues tiene el objetivo de que tanto el profesor como el estudiante puedan identificar las deficiencias y buscar soluciones.

«Debe destacarse que, aunque cuenta con la guía del profesor, es fundamental la dedicación del estudiante, pues el trabajo independiente es fundamental».

Más adelante puntualizó Valle Fasco que las carreras se impartirán en las sedes centrales y en los Centros Universitarios Municipales, en dependencia de las capacidades y recursos con que cuente cada Universidad.

Con respecto a la eliminación de las pruebas de ingreso, puntualizó el directivo que cada Universidad elaborará instrumentos de selección y ordenamiento, cuando la cantidad de plazas sea inferior al número de aspirantes: «Los diseñarán y aplicarán de manera independiente, por lo tanto no serán necesariamente iguales».

Por otra parte, especificó, las asignaturas de Matemática, Español e Historia de Cuba ocuparán un cinco por ciento del total de horas del currículo del primer año de todas las carreras. Se estudiarán y examinarán como el resto de las materias, lo cual es una ventaja, pues contarán con tiempo para estudiar, con profesores que los orienten y también con los exámenes establecidos: ordinario, extraordinario y el mundial de agosto. «La única diferencia, precisó, es que resulta obligatorio aprobarlas en el primer año, no se pueden llevar de arrastre».

Los planes de estudios de cada carrera tienen la suficiente flexibilidad para que las universidades puedan introducirlas, con una consecutividad lógica de las materias a impartir, subrayó.

Igualmente anunció que los profesores están preparando recursos de aprendizaje digitales que estarán al alcance de todos los estudiantes e incluyen los libros de texto, programas de las asignaturas, ejercicios, evaluaciones anteriores, videos y conferencias, lo cual es de mucha ayuda para el estudio independiente.

También recordó que, en el caso de los estudiantes que se presentaron a las pruebas de ingreso en 2014 o 2015, y aprobaron alguna de las tres asignaturas, pueden acudir a la Universidad donde examinaron y solicitar un certificado de aprobado, así como convalidarlas a través de un examen de suficiencia, que deben solicitar luego de recibir la asignación de la carrera. En ambos casos se eximen de cursar esas asignaturas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.