Con Martí, con el mundo, con todos

Concluyó uno de los espacios más grandes del planeta en cuanto a pensamiento plural y progresista

Autores:

Susana Gómes Bugallo
Aileen Infante Vigil-Escalera

Urge a los gobernantes, parlamentarios, a la sociedad civil, a la comunidad, y en particular a los jóvenes, hacer frente de forma apremiante a los grandes problemas de nuestro tiempo, conscientes de que por vez primera en la historia puede llegarse a puntos de no retorno, en especial en cuestiones sociales y medioambientales que afectarían irreversiblemente la habitabilidad de la especie.

Con estas palabras inició la Declaración del Consejo Mundial del Proyecto José Martí de Solidaridad Internacional, que clausuró la II Conferencia Internacional Con todos y para el bien de todos, amplio espacio de debate plural que comenzó en Cuba el lunes, y concluyó este jueves, en conmemoración al aniversario 163 del natalicio de José Martí, cuyo pensamiento convoca a cada cita.

En voz de Francisco Mayor Zaragoza, miembro del Consejo y presidente de la Fundación Cultura y Paz, se llamó a la humanidad a modificar el curso de los acontecimientos, y señaló como factores del cambio a la voz emergente de los pueblos, las mujeres en la toma de decisiones y el rol de los jóvenes como vanguardias.

José Mujica, ex presidente de Uruguay y admirado político, ofreció en la jornada una amplia y aleccionadora conferencia magistral en la que se refirió a los desafíos de la sociedad revolucionaria actual y definió a la civilización como la solidaridad intergeneracional de pensar en lo que se dejará a las personas del mañana.

Hemos montado una civilización que nos lleva, y no que la llevamos. El desafío es plantar los límites, dijo y llamó a liberalizar las relaciones con tal de pensar cada vez más en los pequeños espacios, en un desarrollo que sea posible y no lleve cada vez más a la barbarie de lo insostenible.

Con la invitación a la IV Conferencia Internacional Por el equilibrio del mundo, a desarrollarse en La Habana del 28 al 31 de enero de 2019, se incitó a los presentes a seguir empleando su poder de convocatoria para respaldar las acciones de personas de buena voluntad en el planeta.

El Premio Unesco José Martí del 2016 fue conferido al Doctor mexicano Alfonso Herrera Franyutti, por su dedicación a los pueblos, además de por su honestidad cívica y su investigación sobre la vida del Apóstol. Franyutti, miembro y fundador del Proyecto José Martí, agradeció el reconocimiento y destacó la importancia del Proyecto en su labor de sensibilizar a la opinión pública en las luchas de los pueblos del mundo.

La Declaración del Forum Juvenil fue leída ante el plenario por Julián Andrés Gutiérrez Marín, psicólogo colombiano que estudia en Cuba, quien destacó el apoyo intergeneracional y agradeció a Fidel por traer a Martí a nuestros días. Otros grupos, como la Red de Intelectuales, artistas y movimientos sociales en Defensa de la Humanidad, emitieron sus declaraciones, coincidentes en el respaldo a las causas latinoamericanas y el apoyo a los Gobiernos de izquierda que son agredidos por el imperialismo.

Participantes de las diversas naciones y representantes de Gobiernos y organizaciones del mundo hablaron de su presencia en la cita y convocaron a no decaer en la solidaridad mundial.

Se encontraban presentes en el acto de clausura Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba; Armando Hart Dávalos, director de la Oficina del Programa Martiano y presidente de la Sociedad Cultural José Martí, y Julián González, ministro de Cultura ; representantes del Partido, el Gobierno y personalidades de relevancia internacional.

Una mañana para el socialismo

"Hacia un socialismo cubano, próspero y sustentable, por el equilibrio del mundo" fue el panel que convocó en la mañana de este jueves a investigadores, para analizar cómo influye la cultura en el socialismo renovado al que se aspira. La teoría que necesita este modelo económico para ser próspero y sustentable, el desarrollo comunitario, la democracia social y la participación ciudadana también fueron punto de atención.

Para el Doctor Rolando González Patricio la noción de socialismo es un producto cultural cuya construcción no puede verse ajena a la cultura, y esta a su vez tiene dos grandes desafíos en el socialismo cubano actual: consolidar su sostenibilidad y enfrentar las hegemonías del capitalismo y Estados Unidos.

La Doctora Oneida Álvarez Figueroa aseguró que la economía en el socialismo necesita para avanzar una sólida cultura del debate, visión consensuada de la estrategia, interdependencia en el orden internacional, empoderamiento ciudadano y control sobre el resultado de las políticas en la sociedad. La educación —agregó el Doctor Rafael Hernández Rodríguez— también constituye una inversión de vital importancia en este empeño.

El ingeniero Joel Suárez Rodéz, investigador del Centro Martin Luther King, consideró que si no nos sentimos parte de lo que somos no vamos a estar identificados con el proyecto socialista, y resaltó la importancia social de los pequeños proyectos que mueven sociedades con su trabajo diario.

El socialismo no debe construirse solo con la memoria histórica —coincidieron los presentes—, también necesita esperanza que movilice a las masas, y esa solo se logra en la base, en el consenso popular, en la democracia ciudadana que solo puede existir plenamente en el verdadero y pleno socialismo que ansían nuestros pueblos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.