Para la Patria nos levantamos

Palabras de la presidenta de la FEU, Jenniffer Bello Martínez, al inicio de la Marcha de las Antorchas, en la víspera del aniversario 163 del natalicio del Héroe Nacional José Martí

Autor:

Juventud Rebelde

Estudiantes universitarios:

Jóvenes de ayer y de hoy:

Cuba vibra esta noche cuando sus jóvenes, al amparo del Alma Mater, convocados por la historia, el presente y el futuro, nos reunimos para homenajear y brindar tributo sincero de los pinos nuevos al más universal de todos los cubanos, nuestro José Martí. Desfilan nuevamente junto a nosotros la Generación Histórica de la Revolución Cubana encabezada por nuestro querido Presidente, Raúl. Y en esta ocasión también nos acompañan dos amigos de nuestro país que han venido a rendir homenaje al Apóstol: José Mujica y Leonel Fernández.

Desde este templo de la Revolución, en el que peldaños y calles sirvieron de campo de batalla a los jóvenes del Centenario, y fueron testigos de la sangre derramada, del valor y la rebeldía para forjar la patria nueva, descenderemos hoy, la nueva generación de cubanos, llevando en el corazón las doctrinas del Maestro para seguir protagonizando el desafío de la existencia, el amor, la justicia humana y la Revolución, con el reto de pensar y actuar en consecuencia, para estar a la altura de los tiempos.

Los miles de estudiantes y jóvenes que reeditamos esta noche la histórica Marcha de las Antorchas, lo hacemos en esta ocasión con la alegría de celebrar el 90 cumpleaños de Fidel, siendo herederos de su espíritu de lucha, jóvenes puros, defensores de las causas justas, perennes inconformes revolucionarios, que desde nuestra actuación diaria seamos dignos de esa condición.

Marcharemos con el mismo fervor y pasión de los jóvenes del Centenario, portando la llama que simboliza la vigencia del pensamiento de Martí y la decisión de los hijos de esta tierra de preservar las conquistas de la nación y del socialismo. Defender la paz y la unidad latinoamericanas, en medio de este contexto regional riesgoso y complejo; no dejemos caer el sueño de Bolívar y Martí, orgullosos de nuestra América: el deber es servirla y honrarla.

Demostremos con nuestro actuar diario que continúa Martí vivo en los jóvenes, que su pensamiento constituye abono de cada nueva generación, por ser fuente inagotable de la sensibilidad con que se fundan las revoluciones. Por la huella de su pensamiento humanista que nos impulsa a defender la libertad, el derecho a pensar y la justicia social.

Jóvenes todos:

Hoy marcharemos saludando el VII Congreso del Partido que inspirado en el Apóstol removerá la acción y el pensamiento en torno a los desafíos y retos del pueblo cubano, y el papel de los jóvenes en seguir siendo vanguardia y acompañar los debates que centrará el Congreso, que se conceptualiza en la necesidad de defender una «prosperidad que garantice la estabilidad social».

La necesidad de la soberanía, de discutir en estos tiempos sobre su concepto, cobra marcado interés en el prudente intento de relanzar el significado de Patria y Revolución. Cuidar lo que, aunque invisible sigue siendo la esencia; alimentar para que no nos marchemos, para que no haya hambre de patriotismo ni anemia social que genere el agotamiento, para que no se olvide la ruta y el costo de la resistencia.

Encendamos nuestras antorchas como respeto a la historia, como muestra de firmeza, fidelidad y lealtad. Marchemos por Cuba, para la Patria nos levantamos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.