Comienza a transmitir moderna estación sismológica en Pilón

La defensa civil y el CITMA a través del Sistema Sismológico Nacional le ofrecen a la población cubana una proteción adecuada contra posíbles catástrofes sísmicas

Autor:

Juventud Rebelde

Comienza este viernes la transmisión de una moderna estación sismológica en Pilón, provincia de Granma, lo que fortalecerá el Sistema Sismológico Nacional para el monitoreo de la actividad en esa zona y el suroriente cubano.

Enrique Arango, vicedirector técnico del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS), en Santiago de Cuba, aseguró que la instalación propiciará registros de esa zona, donde ocurrieron terremotos de magnitud 5.7 en la escala Richter en 1976 y de 6.9 en 1992, perceptibles en Granma y Santiago de Cuba, según reportó la ACN.

Arango explicó que es la estación número 12 del sistema nacional y  complementará las mediciones de las obtenidas en Las Mercedes, Granma, Chivirico y Carpintero, en la localidad santiaguera, para monitorear la actividad del suroriente, pues entre más se disponen, hay mayor precisión.

Esta estación, automática, funcionará con energía fotovoltaica como protección de las afectaciones de descargas eléctricas, en las instalaciones del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) de la Loma del Mamey, donde se emplaza el Radar Meteorológico de Pilón, aseguró Arango.

Otras acciones para fortalecer el Sistema Sismológico Nacional fueron analizadas con el colectivo del CENAIS en recientes visitas de Elba Rosa Pérez y Mayra Arevich, ministra del CITMA y presidenta de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), respectivamente.

Entre las más inmediatas figura la ampliación a seis megabitts del ancho de banda del centro, con lo que mejorará la transmisión en tiempo real de cada estación a la central y la comunicación con los servicios sismológicos del mundo.

También se asignaron 10 computadoras para mejorar la tecnología de la estación principal y un carro para reforzar el trabajo de campo, con el que se miden las intensidades de los eventos.

Igualmente, se acordó la incorporación al sistema, en los próximos días, de las estaciones de Caibarién, en Villa Clara,  y Camarioca, en Matanzas, construidas en 2015, lo que reforzará las existentes para la observancia de la sismicidad en la región occidental del país.

Se prevé, además,  la conexión de otra ya edificada e instalada en la Presa Nuevo Mundo, en Moa, Holguín,  y otras mediante el proyecto de colaboración Ciudades Alertas y Preparadas, con CARE Internacional y la Unión Europea.

La primera estación se emplazó en Cuba en Soroa, Pinar del Río, en 1964, luego se ubicó la de Río Carpintero, en la provincia santiaguera, en 1965, y el resto en la década del 70, fundamentalmente en el oriente cubano.

Con colaboración china en 1998 se cambió en todas de la tecnología analógica a la digital, y en 2010 se modernizó y comenzó la transmisión en tiempo real de los registros de cada una hacia la estación central.

En 2015 se incorporó la de Chivirico con la colaboración del órgano local de la Defensa Civil, la que ha sido vital para monitorear la actual situación anómala de la provincia santiaguera, y con las nuevas condiciones de conectividad empezará su inscripción como la cuarta que tribute a los servicios mundiales, anunció Arango.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.