Más creativos y propositivos

Mantener vivo el espíritu del VIII Congreso de la organización, velar por el cumplimiento de los acuerdos, tareas y proyectos, y procurar mayor cercanía al mundo universitario y las demandas de su tiempo son los desafíos más urgentes de la FEU, según trascendió en la última jornada de su Consejo Nacional

Autores:

Yuniel Labacena Romero
Laura Fariñas Naranjo

A más de dos años del VIII Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) se percibe un análisis crítico del estudiantado en el cumplimiento de los 145 acuerdos nacionales, los adoptados en cada una de las estructuras de los centros de la Educación Superior, así como la revitalización de las tareas y proyectos diseñados por la organización.

En ello coincidieron los participantes en la reunión del Consejo Nacional de la Federación, que hasta este jueves, y con carácter ampliado, sesionó en la Universidad de las Ciencias Informáticas; un encuentro que sirvió, además, como colofón al proceso poscongreso, que evaluó los cambios de la organización y el escenario universitario tras las propuestas emergidas del evento.

Al presentar una información detallada del trabajo desarrollado hasta la fecha en la implementación de los acuerdos, Jennifer Bello Martínez, presidenta de la FEU, afirmó que en este período prevaleció un sistema de trabajo que permitió mantener vivo el espíritu de la cita.

Las estrategias diseñadas son de cumplimiento permanente, con el fin de sustentar lo alcanzado y profundizar en las transformaciones que requieren otros temas, para seguir teniendo una FEU que represente verdaderamente a sus miembros y esté conectada con la realidad del país, sobre todo «cuando a nuestra generación le ha tocado y le tocará vivir escenarios ideológicos muy complejos», destacó.

En diálogo con los jóvenes, Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, aseveró que la participación, convocatoria, comunicación y el desarrollo de tareas de impacto social han distinguido el trabajo de la FEU hasta la fecha, evidenciando el encargo de sus miembros, no solo con la organización, sino también con la universidad y la nación.

En consonancia, reiteró que a todo ello hay que sumarle los nuevos planteamientos, pues han cambiado los escenarios y se van generando otros que igualmente necesitan de una respuesta concreta, que muchas veces no se esclarece de forma precisa en la base. Apuntó la necesidad de que las reuniones de brigada se conviertan en un espacio natural de debate, en un escenario más creativo y propositivo.

Ustedes tienen mucho que aportar a la cultura del debate responsable y comprometido y al diálogo de generaciones, —agregó Tapia Iglesias— a cómo seguir profundizando en el perfeccionamiento de su FEU y en la actualización de nuestro modelo económico, pues son protagonistas, no solo al brindar criterios importantes, sino participando en tareas concretas.

Añadió que debe apostarse por una organización que se parezca más a su tiempo, que esté a la vanguardia de lo que tenemos que lograr en el país.

CONTAR SIEMPRE CON TODOS

Antes de la sesión plenaria del Consejo, sus integrantes e invitados analizaron en cinco comisiones la implementación del proyecto Pensamiento —que contiene las principales líneas de trabajo de la organización luego del Congreso. En los análisis se demostró que hasta la fecha ha sido válido el sistema concebido para el cumplimiento de los acuerdos y la atención a las preocupaciones estudiantiles.

No obstante, como apuntaron varios jóvenes, se deben concebir otros mecanismos para implementar la modificación de la Resolución 210, que norma los procedimientos de asistencia a clases y la Resolución del Premio al Mérito Científico, sobre todo, en el artículo de esta última que versa sobre las formas de estimulación para los estudiantes.

Además, sigue siendo un desafío lograr que los organismos e instituciones se impliquen y diseñen mejor las prácticas y ubicación laboral de los universitarios, así como evaluar otras propuestas vinculadas al sector no estatal a tono con el contexto que vive el país, como refirió Amhed Hernández, de la Universidad de La Habana.

Fernando Manzo, de la Universidad de Camagüey, planteó que se deben intensificar los planes de estudio y adecuar sus contenidos a los cambios que experimenta el país. Mientras que Yordan Bango, vicepresidente de la FEU, sostuvo que la FEU, para convocar y acercarse a los estudiantes tiene que hacer cosas diferentes, contar más con sus miembros, y ponerle «creatividad y pensamiento a todo lo que diseñamos».

Otros estudiantes expresaron que todavía prevalecen insuficiencias en la adquisición de locales para organizar los eventos recreativos y diversificar el consumo cultural en las universidades. Insistieron también en la pertinencia de instrumentar estrategias de comunicación más efectivas para los procesos y actividades.

A la jornada final del Consejo asistieron además, Rodolfo Alarcón Ortiz y Roberto Morales Ojeda, ministros de Educación Superior y Salud Pública, respectivamente; Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC; Arelys Santana Bello, presidenta de la Comisión de Atención a la Niñez, la Juventud y la Igualdad de Derechos de la Mujer de la Asamblea Nacional del Poder Popular, otros funcionarios del Partido y los viceministros de Educación, Cultura y el Inder.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.