Flores a la memoria de los soldados internacionalistas soviéticos

El Patriarca de Moscú y de Toda Rusia rindió homenaje a 69 jóvenes que perecieron en Cuba mientras apoyaban la defensa de la que era y es para los rusos «Isla de la libertad»

Autores:

Alina Perera Robbio
Enrique Milanés León

Este sábado 13, temprano en la mañana, el Patriarca de Moscú y de Toda Rusia colocó una corona de flores en la escultura central del Mausoleo al Soldado Internacionalista Soviético, memorial donde descansan, alumbrados por llama eterna y por un pueblo que los guarda como hijos propios, 69 jóvenes que perecieron en Cuba mientras apoyaban la defensa de la que era y es para los rusos «Isla de la libertad».

Tras Kirill, todos los miembros de su delegación dejaron una flor a los héroes y un coro ortodoxo ruso conmovió el alba del oeste habanero con cánticos sacros que seguramente en sus días emocionaban a los muchachos caídos.

Acompañado por Caridad Diego Bello, jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido, y por el embajador de la Federación Rusa en Cuba, Mijaíl Kamynin, Kirill dispuso la ofrenda principal, acción seguida por la colocación de flores a cargo de otras autoridades eclesiásticas que le acompañan en su estancia en Cuba.

También asistieron al homenaje representantes del cuerpo diplomático de naciones que integraron la antigua Unión Soviética.

El Mausoleo al Soldado Internacionalista Soviético fue inaugurado por Raúl, entonces ministro de las FAR, el 23 de febrero de 1978, cuando se cumplía el aniversario 60 de la fundación del Ejército Rojo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.