Brujas merengueras en el álbum de la familia para niños

Entre los textos que propone la editorial Mecenas para la fiesta de la literatura sobresalen dos libros infantiles

Autor:

Glenda Boza Ibarra

Cienfuegos.— «Brujas merengueras es la forma que encontré para contarle a los niños historias de princesas, dragones y hechizos en la modernidad», dijo a JR Isora Morales, a propósito de la publicación de su primer libro por Ediciones Mecenas, de Cienfuegos.

Esta especie de novela con 11 relatos, —cada uno con autonomía, pero con una secuencia lógica— cuenta la historia de «tres brujas emigrantes que llegan a Ciudad Nublada, un lugar donde las personas han perdido la capacidad de soñar y dejaron de ser solidarias e incluso saludarse», comentó la autora.

Como quien quisiera mostrarles a los infantes un mundo a veces en ausencia de valores morales, para guiarlos hacia ese camino en el cual es preciso amar al prójimo como a uno mismo, la escritora usa como pretexto los merengues hechizados de «singulares magas» que ni vuelan en escoba, ni son feas.

«A medida que van convirtiéndose en verdaderas brujas, le dan su espiritualidad y amor a los habitantes de la ciudad, quienes son recíprocos».

La «cuentinovela», a decir de su autora, es un libro con el que pretende llevar a los niños hasta El Maestro y Margarita de Mijaíl Bulgákov, su libro de cabecera.

«La génesis principal está ahí. Aquella es una novela para adultos y esta para niños, pero partió del hecho de que Margarita también es bruja, es la “hermosa voladora de Moscú”, como le hago referencia en el texto. Además hay un personaje llamado Misha en franca alusión a Bulgákov».

La intención de la autora a través de sus Brujas…. es que el libro los lleve al camino de encontrarse con esta fabulosa historia de la literatura ucraniana y universal, «que le pregunten a sus padres y les interese leerlo, cuando sean adultos, obviamente».

Como este título, también El Álbum de la Familia, de Hecmay Cordero Novo, en segunda reimpresión, lleva a los niños un mensaje de amor a quienes les rodean.

«El libro relata una historia familiar endulzada por momentos mágicos que hacen que el niño reflexione alrededor de su familia. Llama a aceptarnos como somos y a aceptar a los demás como son».

Ele texto donde los «malos hacen el bien» —como definiría su autora— es de amplia «capacidad imaginativa al recrear el mundo fantástico de las brujas y hadas, remitiéndonos a los diversos conflictos de la familia cubana actual con un alto sentido del humor», como ponderara el jurado que le otorgó el Premio Fundación de la Ciudad Fernandina de Jagua en 2011.

En los títulos que propone Mecenas figuran además Necrofilia, de Marcial Gala; El soplo de Dios, de Miguel Cañellas; Después, después, de Elio Fidel López; Para develar el siglo, de Lesby Domínguez y Manuel Sánchez Gálvez;  y Los negros y mestizos en la sociedad civil de Cienfuegos 1819-1912, ópera prima de Anabel García García, el cual alcanzara en 2013 el lauro de Investigación del Premio Literario Florentino Morales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.