Refuerzan campaña antivectorial en Guantánamo

La movilización popular será vital para revertir la compleja situación epidemiológica del territorio

Autor:

Haydee León Moya

GUANTÁNAMO.— La ciudad está complicada con el mosquito. Y el peligro de transmisión del Aedes aegypty está justo dentro de las casas, pues cada cien tanques bajos con positividad, 70 están en el interior de viviendas.

El municipio cabecera de esta provincia registra un índice de infestación de 0,3, muy superior al permisible (0,1). Por eso está entre los 55 municipios de alto riesgo de transmisión de enfermedades por el vector en el país.

Eso no es otra cosa que haber tenido antecedentes tanto de casos de dengue como una alta focalidad. Y esa es la situación ideal para que el mosquito pique y muestre su letalidad, dice el doctor Remigio Segura Prevost, director provincial de Higiene y Epidemiología.

El experto confiere gran importancia al saneamiento intradomiciliario y, en primerísimo lugar, a la responsabilidad que en ello tienen los moradores. «Como la gente se ha descuidado tanto, hoy están viendo un accionar sin precedentes dentro y fuera de sus casas para cortar verdaderamente de raíz las condiciones que propician una situación epidemiológica muy difícil».

Refirió que lo más visible en este minuto es el trabajo de un contingente de las FAR constituido la pasada semana e integrado por más de 300 oficiales, sargentos y soldados de la reserva que durante 45 días reforzarán la campaña antivectorial.

Se trata, comentó el especialista, de un intensivo extraordinario para eliminar todos los riesgos de transmisión del dengue e introducción del virus del Zika que, de conjunto con los trabajadores de la campaña, realizan un tratamiento emergente adulticida (consiste en matar al vector) cada seis días en las mismas casas y patios y a la misma hora.

Agregó que, como parte del plan, se adoptó la decisión del Gobierno provincial de autorizar, de ser preciso, en el caso de los trabajadores estatales, a que se ausenten de sus centros durante el horario fijo que se estableció en cada área de salud para la fumigación de lunes a sábado.

El director añadió que el proceder extradomiciliario, a diferencia de como se hace ordinariamente, también tiene días fijos. «Es muy importante que cuando las personas vean pasar por la calle el carro de la fumigación abran las ventanas porque de lo contrario es un gasto y un esfuerzo en vano», explicó.

Precisó que el tratamiento, normalmente a cargo de la brigada autofocal familiar, se desarrolla, por primera vez, por el operario de la campaña que está vinculado al equipo básico de salud, quien revisa minuciosamente dentro y fuera de la vivienda y, además de las tareas habituales, realiza el cepillado intensivo de cada depósito, principalmente los que están destapados.

Otra acción sin precedentes es el saneamiento de los tanques elevados de difícil acceso, que se ejecuta de conjunto con el Cuerpo de Bomberos, la empresa eléctrica y Etecsa, organismos que ponen en función de este operativo el transporte especializado para grandes alturas.

Segura Prevost consideró finalmente que sin la movilización popular no será posible revertir la situación.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.