Fuerza juvenil imprescindible para la Cultura

Ante los retos de este siglo y sus complicadas coyunturas culturales, los instructores de arte siguen soñando y trabajando

Autor:

Juventud Rebelde

El 20 de octubre de 2004, cuando tuvo lugar la primera graduación de instructores de arte de esta nueva generación, Fidel, el líder de nuestra Revolución, dejó constituida esta fuerza juvenil como la Brigada José Martí: un movimiento que encauza su labor fundamental hacia la formación de públicos con capacidades para apreciar el arte y participar de los procesos culturales.

En el año en que celebramos el 90 cumpleaños del Comandante en Jefe, y cercanos al aniversario 55 de Palabras a los intelectuales, sus ideas, ejemplo y actuar, continúan siendo el camino que conduce al instructor de arte en la expresión del quehacer por la cultura en los diferentes escenarios donde interactúa. Hoy es decisivo nuestro papel desde el ámbito comunitario, en el fortalecimiento de la sensibilidad, el discernimiento estético, la memoria histórica y la salvaguarda del patrimonio cultural de la nación.

El siglo XXI está signado por complejidades políticas, sociales e ideológicas, donde el vertiginoso avance tecnológico no solo supone altos beneficios para la humanidad, sino que se erige como plataforma para la guerra simbólica. La promulgación de modelos de vida contrarios a nuestro proyecto social, fundamentados en el consumismo y la incitación al entretenimiento vacío, reafirma la necesidad de entender al instructor de arte como profesional imprescindible de la cultura.

En tiempos que generan nuevos desafíos, tenemos el compromiso ineludible de preservar nuestra historia e identidad, de defender la Revolución y sus principios éticos y humanistas, de acompañar incondicionalmente al General de Ejército y a la dirección del Partido Comunista de Cuba y al Gobierno en la batalla por lograr un socialismo próspero y sostenible.

Declaración de la Brigada de Instructores de Arte José Martí

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.