Presidente de Austria dicta conferencia en la Universidad de La Habana

Heinz Fischer abordó elementos de la Historia y la política de su país y el mundo, en particular algunos de los asuntos que hoy preocupan a la Unión Europea

Autor:

Enrique Milanés León

Como parte de la visita oficial que realiza a nuestro país, Heinz Fischer, Presidente Federal de la República de Austria, dictó este jueves, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, la conferencia magistral «Austria y Europa», sobre la Historia y actualidad de su país y de la Unión Europea (UE).

De izquierda a derecha, Fischer, el rector Cobreiro, y el ministro de Educación Superior, Rodolfo Alarcón Ortiz. Foto: Abel Rojas Barallobre

Además de profesores y estudiantes del importante centro académico, estuvieron presentes en la jornada el ministro de Educación Superior de Cuba, Ricardo Alarcón Ortiz, funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Isla y rectores de varias universidades habaneras.

Los jóvenes universitarios escucharon con interés la conferencia magistral. Foto: Abel Rojas Barallobre

En la presentación del invitado, Gustavo Cobreiro Suárez, rector de la Universidad de La Habana, destacó su amplia trayectoria académica y repasó los vínculos entre Cuba y Austria, que este año cumplen siete décadas.

El Doctor Gustavo Cobreiro, rector de la Universidad de La Habana, elogió el aval academico del presidente austriaco. Foto: Abel Rojas Barallobre

Tras agradecer la oportunidad de conocer la principal universidad cubana, el visitante explicó elementos de la rica Historia de su país desde la Edad Media y la evolución de su política hasta nuestros días.

El tránsito de monarquía a una República de voluntad democrática, en el que el país perdió las cuartas quintas partes del territorio, el ascenso del fascismo en Europa en el siglo XX  y la anexión alemana de Austria implicaron para la nación de Fischer importantes sucesos de los que, señaló el estadista, su pueblo aprendió.

Entre los asuntos que abordó el presidente estuvieron la no entrada de Austria a la OTAN y el proceso de inclusión en la Unión Europea tras un referendo nacional y complejas negociaciones.

Fischer enunció los grandes retos de la UE, mayores a medida que la Unión fue creciendo en membresía hasta los 28 integrantes actuales. En particular se refirió a la crisis que desde el 2008 golpea de una u otra manera a todos los países del bloque y ralentiza su crecimiento económico.

El Aula Magna de la principal universidad cubana se repletó para escuchar al ilustre invitado. Foto: Abel Rojas Barallobre

Además, comentó la necesidad de mejoría en las relaciones de la UE con Rusia, estratégicas para solucionar problemas mundiales, pero muy deterioradas por las posturas divergentes que ambas partes adoptan alrededor del conflicto en Ucrania.

Igualmente trató la crisis de los refugiados, un asunto, comentó, nada nuevo para su país, dado que en otras etapas históricas ha tenido que enfrentarse. Según dijo, Austria recibió en 2015 unas 90 000 solicitudes de asilo —cifra muy superior a las 28 000 del año previo— y por su territorio pasaron unos 700 mil migrantes rumbo a Alemania.

El presidente austriaco afirmó que toda Europa observa la postura alemana —y en particular de su canciller federal Angela Merkel— de acogida a los refugiados, mencionó la resistencia que esta enfrenta, aun en su propio país y su propio partido y sugirió que el problema puede tener repercusión en los resultados de las cercanas elecciones parlamentarias germanas.

Sobre el asunto, Fischer estableció que Austria cumplirá su compromiso con el derecho de asilo, pero insistió en que recibirá refugiados con límites, mencionó el convenio europeo de protección de fronteras interiores y argumentó que el libre tránsito por la UE solo funciona si las fronteras externas son controladas, objetivo difícil, dada la ubicación geográfica de Grecia y Turquía.

Heinz Fischer incluyó en su análisis las negociaciones entre Gran Bretaña y la UE para evitar la salida del primero del bloque y manifestó su esperanza de que Londres opte por la permanencia. «No significaría la desaparición de la UE, pero esta perdería un miembro muy importante», afirmaría poco después, al responder a un estudiante de la UH sobre la posibilidad de esta salida.

En otra respuesta a una joven universitaria, el estadista afirmó que los miembros de la UE quieren ampliar los contactos más allá de sus fronteras y mencionó directamente la voluntad de intensificar los lazos con las naciones caribeñas.

Al concluir su disertación, Heinz Fischer firmó el libro de visitantes ilustres de la Universidad de la Habana. Tras ese acto, el Presidente Federal de la República de Austria visitó el Museo de la Revolución.

Tras su conferencia magistral, Fischer firmó el libro de los visitantes ilustres. Foto: Abel Rojas Barallobre

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.