La agricultura de hoy no es el boniato en el mercado y ya

A aprovechar el conocimiento de los que peinan canas junto con el aporte de los más bisoños, se exhortó en uno de los Activos provinciales de la Unión de Jóvenes Comunistas y el Ministerio de la Agricultura que sesionan por estos días

Autor:

Glenda Boza Ibarra

Cienfuegos.— ¿Quién dice que no conocen de nuevas tecnologías los jóvenes campesinos? También en la agricultura se está conectado, trascendió este jueves en el activo provincial juvenil del sector, segundo que se desarrolla en el país.

En la reunión varios productores se refirieron a la importancia de la aplicación de la informatización y automatización en cada uno de los procesos, incluso en intercambios como este, donde hubo conexión Wifi para iniciar los debates.

«Nosotros también conocemos de la digitalización, pero es preciso saberla aplicar en pos de una mayor producción, y darle buen uso a toda la maquinaria con tecnología de punta que tenemos hoy en nuestros campos y destinada a los diversos programas alimentarios», apuntó Alieski Fuster Peña, joven agropecuario.

«La agricultura de hoy no es el boniato en el mercado y ya. Tiene que haber ciencia para buscar soluciones y llevar al campo los laboratorios de nuestras universidades para buscar soluciones», afirmó Yoan Sarduy Alonso, delegado provincial del ramo, quien consideró que «la juventud debe ser un agente de cambio en nuestras unidades productivas y no estar aislada».

En tal sentido, unos abogaron porque no se deseche el conocimiento empírico de quienes peinan canas y al mismo tiempo se tengan en cuenta los conocimientos aprendidos por los más bisoños en las carreras universitarias o tecnologías.

«Que no hayamos nacido en el surco no significa que no tengamos tierra en los zapatos y no nos interese la agricultura», afirmó Alejandro Rodríguez Suárez, estudiante de segundo año de Ingeniería Agrónoma.

Apenas el 15 por ciento de la fuerza agrícola de la provincia es menor de 30 años, y más de la mitad de los productores sobrepasan los 40, cifras que suponen desde ahora un problema para el sector en Cienfuegos.

La todavía poca incorporación de jóvenes a la agricultura atenta contra el programa de alimentos y, por consecuencia, la economía nacional y personal, sobre todo a partir de la constante migración del campo a la ciudad, un fenómeno también debatido por los asistentes al activo.

Afortunadamente, los ya vinculados al campo no tienen entre sus aspiraciones futuras dejar esta actividad, en la cual, fruto de su propio esfuerzo, tienen importantes ingresos. Sin embargo, el mal funcionamiento de algunas unidades productivas provoca desmotivación.

A propósito de esas intervenciones se hizo énfasis en la importancia de la gestión de las administraciones, las cuales muchas veces no cumplen con los reclamos de sus trabajadores ni hacen las solicitudes de recursos a tiempo.

«Un alto porciento de los problemas están en la base», reconocieron los delegados.

Alexander Tamayo Domínguez, funcionario del Comité Nacional de la UJC, instó a la incorporación de jóvenes a la producción de alimentos, especialmente a los desmovilizados de las FAR a adquirir tierras en usufructo a través del Decreto-Ley 300.

En la reunión estuvieron presentes, además, Pedro José Ponce, miembro del Buró Provincial del Partido al frente de la esfera agroalimentaria, y Diosvany Acosta Abrahantes, primer secretario de la UJC en el territorio cienfueguero.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.