Las «aguas» van cogiendo su nivel

Paulatino crecimiento en la calidad de los servicios de abasto de agua potable y saneamiento en el país

Autor:

René Tamayo León

Las condiciones meteorológicas, agravadas por el cambio climático, a veces son como el árbol que no deja ver el bosque, como la intensa sequía meteorológica de 2015, que aún mantiene muy disminuida la capacidad de agua en los embalses y las cuencas subterráneas. No obstante, la elevación de la calidad de los servicios de abasto de agua potable y saneamiento en el país es cada día más palpable.

La afirmación se deduce del informe de la dirección del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) a la asamblea de balance del organismo sobre el trabajo en 2015.

El debate, encabezado por el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez; la presidenta del INRH, Inés María Chapman, y el ministro de Energía y Minas, Alfredo López, estuvo, sin embargo, enfocado en los problemas, no en los éxitos.

El papel de los cuadros en la gestión y los resultados de la institución fue resaltado por Chapman, quien subrayó que cada quien tiene que cumplir con lo que le corresponde y que se le exija por eso.

Valdés Menéndez, miembro del Buró Político y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, recordó a propósito la larga y fructífera lucha independentista cubana, un camino en el que se ha demostrado que la inteligencia, la consagración y el trabajo —dijo— resuelven cualquier problema.

El mejoramiento del INRH como autoridad nacional del agua, uno de los objetivos de trabajo que el organismo desarrolló en 2015, también fue objeto de análisis. Se puso como ejemplo positivo a Santiago de Cuba, donde se ha verificado, como parte del enfrentamiento a la intensa sequía que por varios años azota a esa provincia, un profundo ejercicio de explicación y concientización de la población, según explicó Janet Triana, delegada de la institución en ese territorio.

El Comandante de la Revolución señaló que los resultados allí se vienen concretando desde el proceso de rehabilitación de las redes de acueducto acometido años atrás, con la participación y liderazgo de las autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia.

«Santiago de Cuba —apuntó Valdés Menéndez— demuestra y pone de manifiesto el prestigio del INRH como autoridad y gestor del recurso agua». Algo —acotó por su parte la Presidenta del organismo— que ha de tener cada provincia.

El «río» suena, agua trae

De 2011 a 2015 la cobertura del servicio de acueducto en el país fue de 92,3 por ciento a 95,2 por ciento. Al mismo tiempo, la calidad sanitaria de estas aguas se ha mantenido en un rango del 96,7 por ciento. También mejora, aunque no todo lo deseable, la cobertura de saneamiento de aguas servidas.

Durante el pasado año se disminuyó además el ciclo de limpieza de fosas, a razón de 10,7 días. Se sanearon 336 699 de estos reservorios. Es la mayor cifra alcanzada en los últimos cinco años, según el informe ejecutivo presentado a la asamblea de balance del INRH sobre los resultados de trabajo en 2015. Quedaron pendientes 16 662 fosas, por lo cual —se señala— la demanda del servicio es superior a la capacidad de equipamiento disponible.

El organismo también indica un mejoramiento en el nivel de solución a los planteamientos de la población con respecto a la calidad del servicio, entre estos, 38 674 planteamientos de los electores en las rendiciones de cuentas y despachos del delegado de circunscripción.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.