No se perdió ni un segundo

Eddy Reyes Lang, del municipio de Florida y tercer caso de zika importado al país, revela pormenores de su caso tras su llegada a Cuba y la atención recibida por parte de los especialistas de la Salud

Autores:

Yahily Hernández Porto
Olga Lilia Vilató de Varona

CAMAGÜEY.— Hace unas horas el sitio digital del periódico Adelante, de esta provincia, publicó el trabajo Sin complicaciones el tercer caso de zika, el cual reveló cómo el licenciado en Laboratorio Clínico Eddy Reyes Lang, del municipio de Florida, a pesar de su contagio, mantiene buen estado de ánimo y hasta una sonrisa en el rostro.

Cuenta el agramontino, de 43 años de edad, que él cumplía su misión como colaborador de la Salud en el estado de Mérida, en la República Bolivariana de Venezuela, y allí se contagió. Reconoció su buena suerte hasta este momento, pues durante dos años nunca había tenido ni un catarro y, al llegar a su Cuba querida, resultó el tercer caso de zika importado al país.

Al arribar a La Habana, el pasado 1ro. de marzo, Reyes Lang no se sentía nada, pero al amanecer del día 2, ya en su hogar floridano, todo cambió, porque notó un rash en el tórax y ya había tenido un leve dolor de cabeza.

No se confió y como ya conocía bien los síntomas del zika, de inmediato informó a las autoridades de Salud en Florida, quienes no perdieron ni un segundo, afirma.

Primero lo trasladaron en ambulancia hasta el hospital clínico quirúrgico Amalia Simoni de la ciudad de Camagüey, centro donde acogen a las personas con este tipo de enfermedades, y luego lo ingresaron bajo todos los cuidados y permanente vigilancia.

Los médicos en Venezuela, expresa el agramontino, toman todas las precauciones y se han adoptado todas las medidas higiénico-epidemiológicas para protegerlos. Asegura que nadie puede confiarse con este virus y que hay que estar alertas.

Por el momento —subraya, con una sonrisa en los labios—, lo más importante para todos es eliminar el vector y no dejar de ir al médico en caso de algún síntoma, pues los análisis son los que dicen la última palabra, insiste.

El camagüeyano Eddy Reyes Lang agradece a todos los que se han preocupado por él, hasta aquellas personas que no conoce, y muy especialmente a la Salud cubana, por su constante preocupación y vigilancia extrema.

Al cierre de esta información, autoridades del hospital Amalia Simoni confirmaron vía telefónica a JR que Eddy mantenía muy buen estado de salud, evolucionaba satisfactoriamente y sin complicaciones, y que aunque su estado era positivo, se mantenía bajo vigilancia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.