En casas abiertas no entra el Aedes

Las casas y locales cerrados constituyen uno de los principales obstáculos de la etapa intensiva de vigilancia y lucha antivectorial en Cienfuegos

Autor:

Glenda Boza Ibarra

Cienfuegos.— Con el alto parlante del Comité Militar comienza la mañana en el consejo popular de Pastorita, de esta ciudad. Una doctora del policlínico del área no solo indica las medidas a tomar en cuenta para evitar la propagación del Aedes Aegypti, sino que, además, brinda un parte sobre cuáles serán los principales lugares en la zona a fumigarse ese día.

Manuel Ángel Sobrino Prado forma parte de los seis equipos ubicados en el barrio: cuatro son operativos de las FAR y otro es operario de la campaña antivectorial de salud como él.

«La mayoría de las personas cooperan y están concientizados con el problema, aunque siempre hay sus casitos difíciles, pero hasta ahora no he encontrado a nadie que se haya negado. Incluso algunos vienen a buscarme porque cuando estuve en sus casas no había nadie», comenta Manuel.

Se tiene una norma de 100 locales a fumigar diariamente. En el caso de las escuelas del área y círculos infantiles la aplicación del adulticida se efectúa en horas de la tarde para no interrumpir el periodo lectivo.

«Desde el día anterior ya conocen de la fumigación, incluso en las casas se les deja un aviso para que las personas no salgan, o pidan permiso en el trabajo, o dejen la llave con alguien», explica Manuel.

Sin embargo, no todo funciona como debería. Un vecino del reparto confiesa que estuvo parte de la mañana esperando por la fumigación. Como es horario irregular y vio que no llegaban salió al trabajo, y luego en horas de la tarde nadie fue a completar el adulticida.

«A mí me interesa que fumiguen, porque ese líquido mata a todos los vectores», dice.

En Cienfuegos hay casas cerradas que todavía existen en Cienfuegos, con indicadores de 1,1 (por cada 100) en el tratamiento focal y 2,4 en el adulticida, cifras calificadas de elevadas por las autoridades sanitarias, de acuerdo con la situación epidemiológica en la provincia.

Aunque lo ideal es que en horas de la tarde se completen aquellas viviendas donde no se realizó la fumigación matutina, no siempre es posible.

«Sobre las 5:30 o  seis de las tarde es casi imposible fumigarle a alguien porque casi todos están a esa hora cocinando y no les conviene, aunque es cierto que muchas veces no se regresa», reconoce Sobrino Prado.

Según directivos de Salud, lo establecido para estos casos, sobre todo en medio de la intensa campaña, es volver en horas de la tarde a la casa o local cerrado, porque se incompleta el ciclo.

«Un lugar que nos falte por intervenir es sinónimo de un foco de Aedes aegypti. Hemos encontrado resistencia a la fumigación, incluso agresiones. Se ha tenido que acudir a las fuerzas policiales para lograr el convencimiento y la colaboración de los moradores», explicó a la prensa Edelys Molina Moreira, vicedirector del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología.

Indicó que en las tres semanas de fumigación se han detectado 534 nuevos focos, fundamentalmente en el 60 por ciento de los tanques bajos, y localizados en los municipios de Cienfuegos, Cruces y Palmira.

Más de 300 tapas para tanques de agua serán colocadas en la ciudad cabecera de la provincia para proteger los depósitos que hasta el pasado viernes estaban desprovistos de estos aditamentos. Se trata de una de las medidas complementarias de la etapa intensiva de lucha contra el Aedes.

El primer inventario preliminar se realizó desde la azotea del edificio 18 plantas, ubicado en la Avenida 5 de Septiembre, donde directivos de organismos e instituciones implicadas revisaron una de las zonas (áreas de Salud II y III) con mayor focalidad del municipio.

«Mientras realizamos el tratamiento adulticida, en otros lugares de difícil acceso pueden existir tanques sin tapa con criaderos de mosquitos; no solo en edificios multifamiliares, sino también en viviendas aisladas y tenemos que atacar el problema desde todas las aristas», explicó Osvaldo Surí González, miembro del Buró Provincial del Partido.

Un procedimiento repetido en otros consejos populares para visualizar la magnitud de la situación, y donde los más afectados resultaron los moradores de las barriadas de la Juanita, Pueblo Griffo y Punta Gorda, específicamente  los que radican en la zona de edificios, según informó al periódico 5 de Septiembre digital Eduardo Coll Rodríguez, presidente del Consejo de la Administración Municipal (CAM) de Cienfuegos.

Entre viernes y sábado colocaron un centenar de tapas de hormigón de producción local, y se prevé cubrir la totalidad de la demanda en un margen inferior a los quince días, en un proceso donde las autoridades municipales solicitan el apoyo de la población y que contará con los recursos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) donde sean necesarios.

Cienfuegos, Palmira y Cruces constituyen los municipios con mayor incidencia de focos del mosquito de género Aedes, agente transmisor de enfermedades como dengue, chikungunya, fiebre amarilla y zika.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.