Cuba no negociará cambios internos con Estados Unidos (+ Video) - Cuba

Cuba no negociará cambios internos con Estados Unidos (+ Video)

Al comentar a la prensa las medidas anunciadas por el Gobierno de Estados Unidos previo a la visita de Obama, el Canciller de la Isla reitera que la soberanía no está en discusión

Autor:

Enrique Milanés León

El canciller Bruno Rodríguez Parrilla sostuvo esta tarde en el Hotel Tryp Habana Libre un encuentro con la prensa nacional e internacional para fijar posiciones de Cuba alrededor de las recientes medidas anunciadas por los departamentos del Tesoro y de Comercio de los Estados Unidos para la flexibilización de aspectos del bloqueo y comentar otros asuntos del proceso de normalización de las relaciones entre las dos naciones.

Rodríguez Parrilla señaló que este es el cuarto anuncio de este tipo desde el 17 de diciembre de 2014, cuando Raúl Castro y Barack Obama dieron a conocer la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas.

El Canciller afirmó que las medidas hicieron poca diferencia en la aplicación del bloqueo y no han funcionado debido al carácter integral opresivo de este cerco.

Estas son medidas positivas en la dirección correcta y su profundidad se establecerá en los hechos, afirmó.

Aunque reconoció los avances puntuales de estas disposiciones, Bruno acotó que se mantiene la prohibición de viajar a Cuba y la amenaza por hacer turismo en Cuba a ciudadanos estadounidenses. Solo Cuba es destino prohibido a los ciudadanos estadounidenses, señaló.

El Canciller explicó que se sigue obligando a los ciudadanos norteamricanos a conservar registros de sus gastos y actividades y se les exige que dediquen todo su tiempo en la Isla a promover la supuesta independencia de los cubanos. ¿Por qué mantener esta absurda prohibición?, preguntó.

Por otro lado, Rodríguez Parrilla comentó que la autorización del uso del dólar en las transacciones internacionales cubanas requerirá, para que sea viable, declaraciones de muy alto nivel del Gobierno estadounidense, que debe avalarlos en documentos de alcance jurídico, aclaraciones del Departamento del Tesoro que den seguridad a los bancos extranjeros y estadounidenses. Debe cesar, exigió, la persecución financiera.

En ese sentido, el Canciller recordó que habrá que eliminar los mecanismos intimidatorios que han funcionado e impuesto sanciones bancarias internacionales por más de 14 000 millones de dólares a entidades de terceros, solo por relacionarse de manera legítima con Cuba.

El jefe de la diplomacia cubana anunció que en los próximos días Cuba intentará transacciones internacionales con dólares para verificar si en efecto estas pueden realizarse sin que se repitan multas.

En su comparecencia, Bruno anunció que el Gobierno Cubano ha decidido eliminar el gravamen de 10 % que se impone en la Isla al dólar estadounidense cuando ingresa a nuestro país para compensar a las instituciones financieras cubanas por los riesgos que ha significado el uso del dólar en las condiciones impuestas por el bloqueo.

Mientras haya persecución financiera habrá gravamen, declaró antes que agregar que aun no se han normalizado las relaciones bancarias entre Cuba y Estados Unidos.

Rodríguez Parrilla denunció que las regulaciones de Estados Unidos no permiten que los bancos cubanos tengan cuentas de corresponsalía en los bancos estadounidenses, por lo cual las operaciones financieras cubanas tendrán que seguir haciéndose a través de terceros, lo cual incrementa los costos operacionales.

¿Por qué no puede darse ese paso ahora?, preguntó al Gobierno norteamericano.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba comentó que no se ha anunciado ninguna decisión sobre la posibilidad de inversiones norteamericanas en nuestro país, más allá de las aprobadas antes en las telecomunicaciones con propósitos políticos.

También manifestó la decepción de Cuba porque se mantenga la prohibición a las importaciones de productos cubanos en Estados Unidos, lo que hace que el limitado comercio bilateral siga siendo unidireccional.

Además, expuso, las exportaciones de Estados Unidos a Cuba siguen siendo limitadas, pese a las oportunidades que ofrecen nuestra economía y leyes.

El Canciller criticó la política de exigir a los peloteros cubanos que renuncien a residir en la isla para poder ser contratados en las ligas estadounidenses. Por otro lado censuró que ciudadanos y empresas cubanas sigan en la lista de nacionales especialmente designados que les impide transacciones con empresas norteamericanas y sus subsidiarias.

Rodríguez Parrilla enfatizó en que el bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba sigue en vigor, después de los anuncios de hace 48 horas, lo cual remarcó con declaraciones del Secretario del Tesoro norteamericano, quien acaba de decir que el bloqueo limita muy significativamente el volumen de transacciones entre los dos países.

«El bloqueo es, sigue y seguirá siendo el obstáculo más importante para el desarrollo de Cuba, y causa privaciones para nuestro pueblo. Su derribo será esencial para la normalización de las relaciones. De igual forma, el territorio de Guantánamo debe ser restituido a nuestro pueblo», defendió el Canciller.

Además, el jefe de la diplomacia cubana criticó que altos funcionarios estadounidenses afirmaran que el objetivo de las nuevas medidas es empoderar al pueblo cubano. «Si al Gobierno de Estados Unidos le interesa beneficiar al pueblo de Cuba, que levante el bloqueo», ripostó el Canciller.

Tras reconocer la posición de Barack Obama contra el bloqueo y los llamados que ha hecho al Congreso para levantarlo, Rodríguez Parrilla afirmó que persisten grandes diferencias entre los dos Gobiernos en materia de sistemas políticos, democracia, derechos humanos, interpretación del Derecho Internacional, concepto de soberanía nacional, seguridad y paz internacional y guerras imperialistas no convencionales que provocan oleadas de refugiados en Europa. Además, señaló la «enfática, plena solidaridad» de Cuba con Venezuela y declaró que Cuba pedirá al Gobierno de Estados Unidos que la orden que declara a Venezuela como amenaza para su seguridad nacional sea eliminada.

Rodríguez Parrilla manifestó su esperanza de que el Congreso de Estados Unidos actúe según la voluntad de los ciudadanos de ese país, que mayoritariamente reclaman que se levante definitiva y completamente el bloqueo a Cuba.

Cuba se ha involucrado y continuará en la construcción de una nueva relación con el Gobierno de Estados Unidos, pero no negociará cambios internos que son y serán facultad soberana de su pueblo, sentenció.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.