Un acontecimiento en wi-fi, televisoras y portadillas

Este lunes, el acontecimiento era noticia de portada en las ediciones impresas y en los noticiarios televisivos, mientras en las digitales tienen presencia permanente

Autor:

Juana Carrasco Martín

Si la presencia del presidente Barack Obama se convirtió en tendencia global en las redes sociales desde su llegada a Cuba, el aluvión de informaciones que ha tomado espacio en la prensa mundial tiene como fuente fundamental las informaciones, comentarios, crónicas, fotos e imágenes audiovisuales que lanzan sin cesar los 974 periodistas de 202 medios de 50 países que se acreditaron para la cobertura, más las decenas y decenas de colegas cubanos.

La Sala de Prensa, con sus 1 500 posiciones para transmitir, se ha quedado corta en momentos pico del seguimiento de las noticias que genera la visita histórica, al punto que hemos visto a periodistas sentados sobre la alfombra azul del Salón de Embajadores del Hotel Habana Libre porque las condiciones técnicas garantizadas por Etecsa, la empresa cubana de telecomunicaciones, le permiten una excelente conexión wi-fi.

Este lunes, el acontecimiento era noticia de portada en las ediciones impresas y en los noticiarios televisivos, mientras en las digitales tienen presencia permanente.

No podía esperarse menos. A media mañana se le hace recibimiento en el Palacio de la Revolución y luego se reúnen los Presidentes Raúl Castro y Barack Obama para las conversaciones oficiales. Es la tercera ocasión en que se sentarán a conversar frente a frente tras el 17 de diciembre de 2014, la fecha que marcó un hito en las relaciones que por 57 años fueron más que tensas, turbulentas, porque diez administraciones de Washington consideraron y trataron a Cuba como país enemigo.

Se vieron, primero en Panamá en abril de 2015, durante la VII Cumbre de las Américas que restituyó a Cuba al contexto hemisférico por la presión de la solidaridad latinoamericana y caribeña, que así se lo exigió a los organizadores de esos encuentros.

La segunda, en septiembre de 2015 en la sede neoyorquina de las Naciones Unidas, en el contexto del 70 período ordinario de sesiones de la Asamblea General. Entonces, abordaron temas relacionados con la cooperación en áreas de beneficio mutuo y en terceros países, como Haití —la sufrida nación caribeña donde ambos países tienen misiones médicas—, también el diálogo sobre asuntos de interés bilateral y multilateral, y la solución de problemas pendientes entre las dos naciones.

De esos problemas pendientes, de seguro uno será reiterado en esta oportunidad, cuando Cuba, y su capital, son las anfitrionas —la que genera una expectativa mayor—, para que haya relaciones normales entre Cuba y los Estados Unidos, debe ser levantado el bloqueo, que causa daños y privaciones al pueblo cubano y afecta los intereses de los ciudadanos estadounidenses. Aunque no es este el único asunto que lesiona la soberanía cubana, es el fundamental y decisivo para que pueda alcanzarse el desarrollo pleno a que se aspira.

Por supuesto, estamos seguros, porque esa es la política de la Revolución Cubana, que Raúl ratificará también la voluntad de continuar trabajando con el propósito de construir las relaciones sobre la base del respeto y la igualdad soberana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.