Novedades sorprendentes entre libros - Cuba

Novedades sorprendentes entre libros

En la vorágine de la Feria Internacional, libros nuevos y viejos anaqueles se combinan a la hora de elegir

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA, Villa Clara.— Ante la avalancha de libros acabados de publicar, los menos casi siempre, de ediciones de alta demanda agotadas de un tirón y de esos que vuelven, una y otra vez, sin que nadie los compre, hay quienes van en busca de publicaciones añejísimas aprovechando la Feria del Libro.

El lugar idóneo, para encontrar la posible reliquia, está en los estanquillos de los cuentapropistas donde realmente aparecen ejemplares antiguos y trascendentes, de la historia de la literatura, bien conservados y de las primeras ediciones.

En esta versión de la feria, que concluyó la víspera en esta ciudad, uno de los hallazgos fue Cien obras maestras de la literatura y el pensamiento universal, de diferentes autores.

El cuentapropista Enmanuel Rufín Guerra posee 19 libros del total de esa colección con fecha de publicación en 1938 y la década del cuarenta por la editorial Lozada, de Argentina. Entre los títulos se encuentran Plutarco: vidas parales, La Celestina, Horacio, la Ilíada,

La Odisea….

Otra novedad la constituyó el libro Grandes Sabios, editado en 1948 en Argentina, una colección de biografías sobre Pitágoras, Demócrito, Arquímedes, Nicolás Copérnico...

Mientras, la cuentapropista Mercedes Santos ofertaba la colección de los cinco tomos de Historia de la Cultura Griega, de la autoría de Jacob Burckhardt, publicada en 1953 por la editorial Iberia, de Barcelona.

Entre lo más añejo de lo cubano encontramos un ejemplar de Biografía de un cimarrón,  Miguel Barnet, correspondiente a  la segunda edición de 1968, que constó de 30 mil ejemplares, y Crónicas habaneras de Julián del Casal, una recopilación de sus prosas de periodismo, publicada en 1963 por la dirección de Publicaciones de la Universidad Central de Las Villas.

Indagando con libreros particulares confesaron que les gusta siempre reservar algo novedoso para la ocasión, un momento de entusiasmo por los libros, y  porque también a muchas personas les apasiona  hacerse de un ejemplar de carácter raro, valioso y hasta de museo, pues pueden quedar muy pocos de las ediciones iniciales.

Eso forma parte también de la feria aunque no aparece en ningún catálogo y casi nunca resultan publicadas. Y aquella es, además, la fiesta de los escritores inmersos en las presentaciones de títulos, conferencias y homenajes en unos días en que la letra impresa señorea.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.