El azul del amor

El Ministerio de Educación y la compañía de teatro infantil La Colmenita regalaron a un grupo de pequeños con padecimientos de autismo un homenaje especial horas después de que el planeta celebró el Día Mundial de Concienciación sobre este trastorno

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Han tenido que vivir en un «encierro involuntario», como llaman los especialistas a quienes padecen de autismo. A estas personas necesitadas de cuidados especiales no les gusta que los abracen, que los miren a los ojos, no responden al cariño o al ser tocados... Sin embargo, pareciera que esas características se alejaban de ellos este lunes, cuando desfilaban por el teatro Karl Marx.

El Ministerio de Educación y la compañía de teatro infantil La Colmenita regalaron a esos pequeños un homenaje especial horas después de que el planeta celebró el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, con el que se busca no solo generar comprensión, sino también un llamado de acción para ayudar a mejorar las condiciones de vida de quienes sufren este trastorno.

Todos llegaron con algo azul —el color representativo del autismo—, y era imposible no emocionarse al verlos conocer, aprender, divertirse… con cada uno de los bailes, cantos y personajes de La Cucarachita Martina, obra que La Colmenita les regaló en un espectáculo que se dedicó también al cumpleaños 90 de Fidel y a los aniversarios 55 de la OPJM, 54 de la UJC y 70 del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.