Se alarga la cadena productiva del coco

Se ejecutan en este municipio guantanamero dos proyectos para el desarrollo municipal, que aprovechan la fibra y la madera del bien llamado árbol de los cien usos

Autor:

Haydee León Moya

BARACOA, Guantánamo.— Con el objetivo de explotar al máximo las potencialidades del coco, se ejecutan en este municipio guantanamero dos proyectos para el desarrollo municipal, que aprovechan la fibra y la madera del bien llamado árbol de los cien usos.

La primera de esas inversiones es el montaje, en una de las zonas más ricas en cocoteros, el consejo popular El Turey, de una tecnología cuyo costo es de alrededor de 390 000 CUC y que permite obtener fibras largas con destino a la exportación.

Se trata de una moderna desfibradora con la que, además, se logran altos niveles de polvo y fibras cortas para la producción nacional de materias primas que sustituyan las importaciones que actualmente asume el país.

Según explicó a Juventud Rebelde Elvia Pérez Cisneros, analista de producción para la Atención de proyectos en la empresa provincial de Industrias Locales Varias, la otra inversión, con un monto superior a los 70 000 CUC, potenciará la fabricación de muebles a partir de la madera del coco procedente de áreas con más de 60 años de explotación.

Estas iniciativas de desarrollo municipal forman parte del encadenamiento productivo del coco, del que son importantes eslabones también la industria alimentaria, la fábrica de aceite de coco y la planta donde se obtiene carbón activado, todas en Baracoa, con unas 6 000 hectáreas dedicadas a este cultivo.

Las cortezas o caparazones de coco los aportarán los productores a través de la Empresa de café, cacao y coco de Baracoa, que debe entregar unas 38 000 toneladas hasta 2025, a partir del desarrollo de la primera de esas inversiones, y que comenzarán las pruebas iniciales de la maquinaria a finales del presente año, apuntó la especialista.

Se prevé que en esa primera etapa, las utilidades superen los cinco millones de pesos, el 20 por ciento de los cuales irá al presupuesto municipal.

Alexis Toirac Perera, director de la mencionada entidad perteneciente al Ministerio de la Agricultura, aseguró que pueden sostenerse ampliamente estos proyectos, pues aunque el cultivo y la producción de coco estuvieron deprimidos durante varios años, por dificultades con el pago a los productores e ineficiencias en la contratación por parte de Agricultura, hoy ese cultivo se recupera gracias a la adopción de un grupo de medidas que, además de favorecer a quienes lo cultivan (de 60 pesos subió a 120 el pago del quintal acopiado), se han ordenado y ampliado los convenios para la comercialización del fruto y sus derivados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.