Un desfile que no tiene contrincante en el planeta

Los trabajadores y sus familiares, a lo largo y ancho de todo nuestro archipiélago, como en la Plaza de la Revolución de La Habana, están protagonizando ya su tradicional fiesta del Primero de Mayo

Autor:

Luis Hernández Serrano

Así como desfilan los habaneros en la Plaza de la Revolución José Martí, como el propio Apóstol decía: «Con todos y para el bien de todos», desfilan ya los demás cubanos en la Fiesta de los Trabajadores, en sus plazas y parques, con igual entusiasmo y alegría, convencidos de que se trata de una Revolución inderrotable.

Tal como dijera Fidel en el acto central nacional el primero de mayo de 1961, ya los obreros y campesinos cubanos no tienen que pedirle a los oídos sordos de los gobernantes que atiendan y satisfagan sus demandas y necesidades.

Un desfile como este, repetido en toda la Isla, demuestran al mundo entero el indiscutible apoyo popular al proceso revolucionario y a los acuerdos del VII Congreso del Partido.

Ya en Cuba no hay analfabetos, sino miles de graduados universitarios, miles de doctores, miles de ingenieros y profesionales de todas las especialidades, miles de escuelas y centros universitarios en toda la Patria.

Ya todos los niños tienen escuelas y tienen maestros. Ya los cubanos tienen médicos y hospitales. Y nuestro país es uno de los pocos países del mundo que puede atajar a tiempo y acorralar cualquier epidemia lo mismo en el Cabo de San Antonio, al oeste, que en la Punta de Maisí, al este y por eso toda la Patria es una muchedumbre de pueblo desfilando, de trabajadores y sus familiares, festejando el Primero de Mayo sin desaparecidos, sin asesinados, sin torturados, sin niños descalzos pidiendo limosnas, sin mendigos en todas las esquinas como es triste que ocurre hoy en numerosas tierras del planeta.

Y por eso todo nuestro pueblo da vivas a la Revolución, al Socialismo, al Partido, a Raúl y a Fidel en la cercanía de su 90 cumpleaños.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.