Un campismo de millones

Nacido del pensamiento de Fidel, Campismo Popular trabaja, a sus 35 años de fundado, en renovar su oferta y proponer nuevas opciones que propicien una recreación placentera en armonía con nuestra naturaleza

Autor:

Yuniel Labacena Romero

A sus instalaciones podemos ir en verano y en invierno, por períodos cortos, fines de semana, y largos, una semana o más; en las bases permanentes podemos realizar numerosas actividades, pues se convierten en centros de recreación para las familias en contacto directo con la naturaleza.

Con esas ideas de Fidel nació hace 35 años, un 16 de mayo, el Campismo Popular, y por solo citar un ejemplo, el pasado año llegaron a sus instalaciones casi un millón de vacacionistas nacionales, lo que confirma la idea de que sigue siendo una opción preferida por los cubanos.

Ahora, inmersa en un nuevo escenario económico, la Organización Superior de Dirección Empresarial (OSDE) perteneciente al Ministerio de Turismo (Mintur), trabaja en renovar su oferta y proponer nuevas opciones que propicien una recreación placentera en armonía con la naturaleza, pues sus instalaciones alcanzan hasta los más simbólicos destinos del archipiélago.

Hernán Cancio Lorenzo, presidente de la OSDE. Foto: Roberto Suárez

En entrevista exclusiva con Juventud Rebelde, Hernán Cancio Lorenzo, presidente de la OSDE, señaló que hoy se mantienen y perfeccionan los preceptos que dieron origen al Campismo, como una manera sana y fresca de disfrutar de las bondades naturales del entorno, y también vinculada con el ejercicio físico.

Recordó que Campismo dispone de 92 instalaciones diseminadas por el país, con más de 4 620 cabañas y 19 749 capacidades. Además, posee cuatro villas internacionales localizadas en Pinar del Río, Cienfuegos y Santiago de Cuba, seis unidades extrahoteleras y dos puntos náuticos.

«En estos centros todos los clientes pueden elegir desde una opción por un día hasta una larga estancia en instalaciones de río, playa y montaña. Tienen también la posibilidad de reservar para cualquier fecha, pues las instalaciones estás abiertas los 365 días del año», dijo.

—Campismo Popular nació como un proyecto dirigido a la familia y especialmente a los más jóvenes. ¿En qué medida sigue cumpliendo ese objetivo? ¿Qué ofertas tienen para ese grupo poblacional?

—Durante este tiempo hemos defendido ese propósito y, sobre todo, seguir acercando a los jóvenes a nuestros centros, pues la mayoría están ubicados en accidentes geográficos a los que solo los más nuevos son capaces de acceder por sus condiciones físicas. Seguimos con la vitalidad con la cual comenzamos y tenemos muy presente que existe una etapa del año, como es el verano, en la que las familias nos visitan con más intensidad y en ese sentido tenemos diseñadas ofertas que son de menor carga física y que también permiten una buena recreación.

«En el caso de los jóvenes, les ofertamos en las instalaciones escalamiento, excursiones, cabalgatas, competencias en ríos y playas, actividades náuticas… Esas opciones que tanto les gustan nos permiten pensar como ellos y diseñar ofertas que los tengan en cuenta. Igualmente estamos trabajando por el rescate de las áreas de acampada en tiendas de campaña, vinculadas al senderismo, al escalamiento de montañas y a las actividades de recreación colectiva, empleando medios rústicos.

«Numerosos estudiantes hacen sus prácticas de campo y trabajos de diploma en nuestras instalaciones, lo que fortalece el vínculo de los jóvenes con el Campismo Popular. A la vez, previa coordinación, organizamos actividades que vinculan a varias universidades, una de las opciones que nos ha dado buenos resultados durante estos años.

«Además, para todos los sectores funcionan casi un centenar de parques infantiles y 35 piscinas, y el resto de los centros poseen como opción para el baño recreativo ríos y playas. También se ponen a disposición de los campistas más de un centenar de excursiones de alto valor histórico y cultural, 220 áreas deportivas y recreativas al aire libre, paseo en animales y el alquiler de medios náuticos».

—¿Cómo ha logrado Campismo solucionar las demandas de la población relacionadas esencialmente con el confort, la infraestructura y transportación hacia las instalaciones?

—Vale destacar que nuestras instalaciones están ubicadas en sitios que han sido fuertemente afectados por eventos meteorológicos y por tal motivo hemos contado con una planta de alojamiento que ha estado muy deteriorada.

«En los últimos años la OSDE se ha fortalecido y tenemos un plan más estable de reparaciones, mantenimiento e inversiones, que nos ha permitido mejorar instalaciones de las provincias de Pinar del Río, Matanzas, Camagüey y Holguín, aunque todavía se presentan dificultades en las de Mayabeque, al ser la empresa con mayores centros del país.

«Se ha cambiando el 90 por ciento de los colchones; se han mejorado las literas; se han puesto televisores donde la señal lo permite, así como servicio de ventilación, y hasta algunas habitaciones tienen aire acondicionado. Existen servicios de cafetería, salas de juego, puntos de ventas en CUC, equipos de audio y se ha laborado en fortalecer la calidad del servicio fuera de las cabañas.

«En cuanto al tema de transportación debemos aclarar que este servicio no pertenece a nuestra OSDE; lo contratamos a través de terceros, es decir, a la Empresa de Transporte Escolar. Durante la última década este ha presentado numerosas insuficiencias, sobre todo en la capital del país, debido a la insuficiente disponibilidad técnica, lo que ha provocado llegadas y salidas tardías de los campistas.

«Para remediar este tema tenemos reuniones semanales con la Empresa de Transporte Escolar, en las cuales se revisa el cumplimiento de los horarios de salida de los recorridos y la higiene de los vehículos. Además nuestras instalaciones tienen la posibilidad de contratar transporte a partir de las nuevas formas de gestión. En las provincias donde existe esta oferta se evalúa siempre lo referente al precio y luego establecemos los contratos. Hasta la fecha ha tenido aceptación, sobre todo en el oriente del país».

—¿Inversiones para 2016?

—Entre las acciones diseñadas se cuenta recuperar 201 cabañas, con lo cual aumentarán las capacidades. Las inversiones también permitirán la adquisición de equipos de gastronomía, recreación, televisores, colchones, ventiladores y mobiliario. Además se repararán piscinas, viales de acceso y redes hidráulicas y sanitarias en las cabañas.

«Tampoco se descuidan los temas del aseguramiento, de la alimentación y la transportación. Todas estas inversiones se realizan por un valor ascendente a más de siete millones de pesos, cifra que todavía no es suficiente para revertir la situación, lo que tenemos que ir haciendo poco a poco».

—¿Qué implicaciones tuvo la entrega de este programa de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) al Mintur?

—Nosotros pasamos al Mintur como un proceso natural y como parte de un reordenamiento lógico del país, lo que produjo un cambio en la administración y organización de la empresa. Haber sido un programa de la UJC nos aportó la jovialidad, el entusiasmo, el sentido de pertenencia, las vías para el rescate de la naturaleza en nuevos entornos y sobre todo haber sido formados en los valores y el ejemplo que Fidel les impregnó a los trabajadores y a los campistas.

«Ahora, junto a eso, estar en el Mintur nos ha permitido mayor conocimiento de los destinos turísticos, apertura al mercado nacional e internacional y a encauzar nuestros pasos hacia un sector empresarial más eficiente. Como OSDE nos sentimos un grupo con muchas potencialidades, que tiene entre sus fundamentos incrementar la eficiencia económica y el control, y además tenemos un grupo de facultades como empresarios que antes no teníamos».

—¿Qué reserva Campismo para el verano 2016 a la familia cubana?

—A partir del próximo 17 de mayo estarán a la venta las capacidades para la temporada veraniega en todas las oficinas de reservación del país, en la cual nos proponemos alcanzar la cifra de un millón de vacacionistas. Allí los interesados encontrarán las opciones de reservar por un día hasta una larga estancia en centros de ríos, montañas, playas y atractivos naturales e históricos, no solo en campismos, sino también en las villas internacionales.

«Un momento especial en este verano constituirá la posibilidad de disfrutar en las bases de los Juegos Olímpicos 2016 en un ambiente deportivo-recreativo, donde podrán participar de la Semana Olímpica. Además se diversificarán los productos y para ello las instalaciones transforman locales que anteriormente tenían otras funciones en áreas para bar con villar, reservados, restaurantes especializados, parrilladas y otras opciones.

«Ya están disponibles dos nuevos productos comerciales, que se venden desde La Habana, de modo experimental. Se trata del parque de aventuras Las Golondrinas, en Santiago de Cuba, una excursión a sitios históricos, con pozas y manantiales fríos, entre otras sorpresas. Además, está la Ruta del Che, con la cual se pretende acercar a la historia de una manera amena e instructiva y permite la visita a sitios relacionados con la figura del Guerrillero Heroico desde Pinar del Río hasta Villa Clara.

«Cada una de estas ofertas se pueden obtener desde cualquier oficina de reservación del país. Existe una red de agencias para comercializar el producto Campismo, entre estas 29 en todas las provincias y cuatro puntos itinerantes de ventas de reservaciones, con la posibilidad de reservar la instalación deseada a través del sistema automatizado de ventas».

—¿Cuáles son las metas del Campismo a sus 35?

—Seguir laborando para contar con un campista bien atendido e informado, que se recree y se instruya con nuestras opciones, pues muchas veces no brindamos un servicio de calidad, no por falta de recursos, sino de capacitación y de actitud del hombre. Tenemos que lograr ser referentes del turismo de naturaleza y continuar contribuyendo a una recreación que fomente más los valores y el conocimiento y también la cultura medioambiental en todos, en especial en las nuevas generaciones.

«No hacemos nada con crear opciones atractivas y novedosas si no somos capaces de mantener un servicio consolidado de cara al cliente, y por ello tenemos que renovarnos constantemente para lucir siempre joven a los ojos de la población. Campismo Popular tiene que seguir siendo una actividad educativa, recreativa, de esparcimiento; tiene que seguir siendo un Campismo de millones, como nos dijo y enseñó Fidel».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.