Hemos entendido qué tan importante ha sido la unidad para la liberación de nuestros pueblos

Palabras de Evo Morales Ayma, Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, en el acto de condecoración con la Orden José Martí, en La Habana, el 20 de mayo de 2016, “Año 58 de la Revolución”.

Autor:

Juventud Rebelde

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado)

Hermano Raúl, Presidente de la República de Cuba;

Vicepresidentes;

Hermanos Cancilleres;

Ministras, Ministros;

Ministros que me acompañan en este acto;

Comandantes de las Fuerzas Armadas;

Invitados especiales;

Amigos de la prensa y a todo el pueblo cubano:

Primero, sorprendido por este reconocimiento. A nombre del pueblo boliviano y a nombre de nuestros movimientos sociales decirle: Muchas gracias, hermano Presidente, por esta máxima condecoración José Martí, nuestro líder de por vida.

Sorprendido también, como siempre, de toda la solidaridad del pueblo cubano. Gracias a su Revolución, gracias a la unidad del pueblo cubano estamos donde estamos, si no son muchos países, algunos países, gobiernos antimperialistas.

Cuba, para los movimientos sociales de Bolivia y especialmente para mí siempre ha sido una fuente de inspiración en esta lucha por la liberación de nuestros pueblos. De dirigente sindical luchamos contra un estado colonial; ahora como presidente represento al Estado Plurinacional sirviendo a nuestro pueblo.

Cuba es ejemplo de unidad, de lucha antimperialista; Cuba para mí es modelo de país socialista para todos los países del mundo. El patrimonio del pueblo cubano, y no solamente del pueblo cubano, de esta Revolución es la salud y la educación. Sorprendido por toda la cooperación que usted y su pueblo hacen con todo el mundo.

Ese patrimonio del pueblo cubano de la salud y la educación producto de la Revolución, siento que es patrimonio como modelo de servicios en tema de salud y educación para los pueblos del mundo.

Nuestro respeto y nuestra admiración al hermano Fidel. Siento que esta generación somos los hijos, los nietos, en tiempos de colonia, de Tupac Katari, de Tomás Katari, de Amaru, de tantos líderes indígenas. Pero en estos tiempos, los tiempos de la República, somos hijos y nietos de Fidel Castro. Nos dejó una gran lucha.

Ustedes saben el respeto, el cariño y la admiración que tenemos a Fidel, a usted, hermano Raúl y a todo el pueblo cubano.

Así como antes de la fundación de las repúblicas había guerrilleros por la independencia y tal vez algunos pasaron por las guerrillas, por la liberación de otros pueblos, por lo menos yo diría: Soy de las conferencias antimperialistas en Cuba, de la época de los 90, tantas conferencias en la sala de convenciones acá en Cuba, como una gran lección compartí la lucha de los pueblos, doctrinas antimperialistas de dirigentes sindicales, de dirigentes de los movimientos sociales, pero también de líderes políticos. Por eso, hermano Raúl, para el pueblo cubano siempre nuestro respeto, nuestra admiración.

Yo nunca pensé estar acá condecorado. Yo recuerdo cuando estaba empezando como dirigente sindical que quería conocer tanto a Cuba, y había alguna gente que recomendaba: “Si vas a Cuba, prohibido hacerse sellar por la inmigración de Cuba. Si en tu pasaporte va a estar el sello de Cuba, vas a estar vetado en todo el mundo”. Eso ha terminado. Ahora más bien es un lujo tener un sello del pueblo cubano en nuestros pasaportes.

Hace un momento comentábamos, coincido perfectamente, Estados Unidos intentó aislar a Cuba; por intentar aislar a Cuba, Estados Unidos se ha aislado, ellos, porque todo el mundo está con Cuba. Cómo cambia la vida, cómo cambian los tiempos.

Estoy seguro de que estamos en otros tiempos; pero también estamos convencidos, hermano Raúl, de que hay algunos temas pendientes en América, al margen de temas económicos, al margen de temas culturales, sociales, ideológicos, son los temas geográficos. Bolivia todavía tiene una demanda sobre el tema del mar así como Cuba tiene un tema pendiente con Estados Unidos: Guantánamo. Yo casi estoy convencido de que habrá, tarde o temprano, un presidente anticapitalista en Estados Unidos, y el día en que haya un presidente anticapitalista en Estados Unidos con seguridad Guantánamo volverá al pueblo cubano. Así como va a haber un presidente antimperialista en Inglaterra y también Malvinas volverá a Argentina o a América Latina.

Estos temas pendientes en temas geográficos pasan por una cuestión política, ideológica, programática y cultural; pero también es importante reconocer, hermano Raúl, estoy seguro, este proceso de integración es el que soñó nuestro hermano Fidel. Recuerdo, después de que consolidamos la CELAC, me llamó telefónicamente para expresar con mucha emotividad esta gran integración de la CELAC; los presidentes de hoy y futuros presidentes nunca podemos abandonar esta gran obra de Lula, de Kirchner, de Hugo Chávez, de Fidel, y de otros presidentes, son procesos de integración para la liberación de América Latina.

Por eso, a Fidel un saludo; a usted, Raúl, muchas gracias por este reconocimiento, un reconocimiento a la lucha de los pueblos de Bolivia, al movimiento indígena, obrero, campesino, todos los sectores sociales. Hemos entendido qué tan importante ha sido la unidad para la liberación de nuestros pueblos.

Nuevamente, muchas gracias Raúl, muchas gracias a todos ustedes.

Suerte, felicidades.

Mientras exista el capitalismo la lucha seguirá hacia una liberación definitiva de los pueblos de todo el mundo.

Muchas gracias (Aplausos).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.