¿Cómo contar la historia?

El espacio Cultura y Nación: El misterio de Cuba, que organiza la Sociedad Cultural José Martí cada mes, tuvo como invitada a la Doctora Graziella Pogolotti

Autor:

Susana Gómes Bugallo

Si los jóvenes dicen que le aburre la historia, no es por su culpa, sino porque se la contamos en una especie de cronología inconexa, comentó la Doctora Graziella Pogolotti en el espacio Cultura y Nación: El misterio de Cuba, celebrado en la Sociedad Cultural José Martí cada primer jueves del mes, y que en esta ocasión fue motivado por la pregunta ¿Cómo contar la historia?

Hay que evitar el acercamiento determinista a esta materia, pues ella se va desarrollando por la combinación de factores económicos, políticos, sociales y geográficos, junto a la intervención activa de la participación humana. Esa es una de sus riquezas fascinantes, señaló la pensadora, y apuntó que un punto débil es que la historia se reconstruye de modo parcial y se debilita la narrativa encargada de interrelacionar factores y acontecimientos.

Pogolotti contó además que, en medio de las celebraciones por los 90 de Fidel, se ha acercado nuevamente a gran parte de los discursos del líder y cree haber encontrado algunos de los elementos que el Comandante usó para aprender la historia. Su secreto ha estado en saber hacer preguntas fundamentales a cada texto y momento importante, enfatizó.

Tenemos que hacerle las nuevas preguntas a la historia, convocó la Doctora y dijo que a partir de la interpretación de la realidad, se deben trazar líneas estratégicas que construyan la actualidad de la sociedad cubana.

Hoy estamos necesitados del ejercicio de pensar, razonó Yusuam Palacios, presidente del Movimiento Juvenil Martiano, en su intervención en el debate, en la que llamó a meditar para contribuir de un modo esencial a la supervivencia de la nación.

Ante su pregunta de cómo hacer política hoy en Cuba, Graziella invitó a conocer rápidamente lo que inquieta a las personas mediante estudios de campo de las Ciencias Sociales. Con esas herramientas, y un rol más activo de las instituciones de base, será más fácil llegar a cada individuo.

A la pregunta de Harold Bertot Triana, miembro de la Junta Nacional de la Sociedad Cultural, sobre los retos que se enfrentan para contar la historia de la Revolución, Pogolotti enfatizó en que se necesita narrar mejor esta parte de la épica cubana. La clave es entender los procesos y saber que la ideología está presente en cada momento, aunque deben primar los análisis, comentó la Doctora.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.