Alfonso Múnera: el Caribe nuestro vive un momento crucial - Cuba

Alfonso Múnera: el Caribe nuestro vive un momento crucial

Al final de sus funciones, el secretario general saliente de la AEC agradeció a todos los miembros y asociados, especialmente al país sede de esta Cumbre, donde siempre le han recibido «como a un cubano más»

Autor:

Enrique Milanés León

El Secretario General saliente de la AEC, Alfonso Múnera Cavadía, agradeció al Gobierno de Cuba y a su presidente Raúl Castro, por la organización de la Cumbre y el apoyo permanente durante su ejercicio del cargo.

Múnera Cavadía también reconoció a Venezuela, México y Colombia, por proponer su nombre para el cargo, y a todos los países miembros y asociados, sin los cuales no hubiera podido llevar a buen término la tarea.

Ante los jefes de Estado y/o Gobierno de la AEC reunidos en el Palacio de la Revolución de La Habana, Múnera Cavadía recordó que en los días de su asunción de la secretaría general la Asociación estaba en estado delicado, pero acotó que hoy —a pocos días de su retiro del cargo, fijado para el 31 de julio—, la AEC se encuentra bien de salud y hasta  rejuvenecida.

Han sido, comentó, cuatro años de intenso trabajo en equipo, hecho con organización y entusiasmo. Señaló que la AEC tiene un presupuesto saneado y las finanzas en orden, espacios de diálogo consolidados y un conjunto de proyectos en áreas prioritarias.

«Somos tan distintos y parecidos al mismo tiempo…», consideró antes de reflexionar sobre las muchas cosas cruciales para la humanidad que han sucedido en nuestra zona. Mencionó como ejemplos «la más grande extensa y dolorosa diáspora vivida por la humanidad: los seres humanos traídos desde África», la historia de millones y millones de hombres y mujeres sometidos a las más radical experiencia deshumanizadora de  esclavitud, racismo y explotación despiadada. Sin embargo, apuntó, ellos nos legaron el precioso bien de la alegría, esa manera que tenemos los caribeños de inventar la felicidad, de reírnos para derrotar la tristeza.

Múnera Cavadía refirió la extraordinaria riqueza de nuestra música, nuestro baile, y nuestra literatura y citó especialmente ese «carnaval de la risa» que a su juicio es la novela Cien años de soledad.

Otras importantes referencias históricas hechas por él fueron cuando la pequeña Guadalupe concedió, por primera vez, no solo la libertad sino el derecho de ser ciudadano a todo el que la habitaba, y cuando en la legendaria Haití, a finales del siglo XVIII, por primera vez un ejército de esclavos derrotó a los ejércitos coloniales francés, inglés y español.

El político caribeño destacó la resistencia ejemplar de cientos de miles de esclavos desde los días iniciales en que se pusieron a la venta jóvenes africanos en la plaza de la Aduana de Cartagena de Indias.

«El Caribe nuestro, tan diverso y lleno de asimetrías, vive uno de sus momentos cruciales: serias desventajas estructurales para competir en una economía global controlada por grandes trasnacionales», afirmó, antes de agregar como un nuevo factor que ejerce influencia creciente, el cambio climático y su impacto sobre los recursos del Caribe y su población, que vive la amenaza real de desaparición de sus territorios.

Múnera Cavadía argumentó que no debería haber duda alguna de que semejante desafío solo puede ser enfrentado si actuamos juntos. «Hemos avanzado, pero no lo suficiente», dijo y mencionó que aún hay lentitud y dificultades para lograr la unidad de propósito y acción.

El dirigente regional llamó a construir una identidad caribeña y apuntó que no son los Gobiernos los que tienen que sentirse compartiendo un destino común, son los pueblos. «Lo que todo buen historiador sabe es que los grandes cambios solo son posibles cuando los pueblos están listos para llevarlos a cabo», comentó.

El diálogo de la cultura es apenas el punto de partida. Debemos continuar la labor de construir estos espacios de encuentro de todos los caribeños, hacernos fuertes para enfrentar las graves consecuencias del cambio climático y promover el turismo sostenible, afirmó.

Además, declaró que en el compromiso con la paz para construir sociedades más bondadosas, la AEC es un instrumento formidable. Su potencial apenas se nos está revelando. Por ello, convocó a devolverle a la AEC su razón de ser.

Múnera Cavadía recordó a Gabriel García Márquez como «una de nuestras figuras tutelares», que plasmó el Caribe en sus geniales escritos.

El secretario general saliente de la AEC reiteró su profunda gratitud a los representantes de las naciones caribeñas, que hicieron sencilla y placentera su labor, así como a su equipo de trabajo y a Cuba. «Tengo razones muy especiales, muy personales, en este país me han recibido siempre como si fuera otro cubano más», afirmó y calzó la expresión con una anécdota de su primera visita a Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.