La asociación es la política de la independencia

Necesitamos la soberanía y la integración para avanzar económicamente, aseguró Gaston Browne, primer ministro de Antigua y Barbuda

Autor:

Marylín Luis Grillo

El primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, inició las presentaciones de los Jefes de Estados y/o Gobierno de la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), con un llamado a la unidad de la región para alcanzar un mayor desarrollo.

El mandatario recordó el largo camino andado por la AEC para lograr la necesaria integración, a la cual valoró como una oportunidad que se le presenta a la zona para abandonar la separación y fragmentación que afectan el crecimiento económico del Caribe y lo subordina. «La asociación es la política de la independencia», agregó.

Necesitamos la soberanía e integración para avanzar económicamente, reiteró Browne, al tiempo que defendió el derecho a la autodeterminación de los pueblos y se expresó a favor de que Venezuela decida su destino sin injerencias externas.

Además, pronunció su rechazo a las declaraciones emitidas con respecto a los bancos del Caribe como no seguros y las amenazas de los bancos de Estados Unidos de cortar los vínculos con las sucursales caribeñas, lo que afecta la seguridad económica de muchos de estos pequeños Estados.

Igualmente, el primer ministro de Antigua y Barbuda resaltó la vulnerabilidad de la zona ante los peligros y desastres naturales, que no solo amenazan la vida, dijo, sino que generan pérdidas de millones de dólares. Al respecto abogó por asumir unidos el desarrollo sostenible y la participación ciudadana, así como la defensa ante los cambios climáticos.

Aunque hablemos diferentes lenguas -español, inglés o francés, principalmente- tenemos una historia común y debemos continuar asociados, aseveró.

Browne recordó la proclamación de América Latina y El Caribe como zona de paz, asumida durante la reunión de la Cumbre de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) de 2014, reunión cimera celebrada también en La Habana y apuntó que su gobierno ha invertido en mantenerla.

El respeto, la cooperación, la vigencia de los derechos humanos, entre otros, son la base del desarrollo y su país, a pesar de ser pequeño, aseguró el dignatario barbudense, lleva adelante un buen modelo de gobierno, regido por estos principios.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.