Las condiciones son óptimas para la integración - Cuba

Las condiciones son óptimas para la integración

La región debe aumentar su capacidad tecnológica, sus niveles de educación y el intercambio de buenas prácticas en la economía, la producción de alimentos y el turismo. Por lo anterior se pronunció Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, durante su intervención en la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC)

Autor:

Yuniel Labacena Romero

El Mar Caribe es el espacio que nos une pero también, por voluntad impuesta, nos ha desunido. Hoy existen pocas razones que nos separen y el punto esencial de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) es ayudarnos a superar las divisiones. Existe la voluntad política, plan de acción y podemos coordinar mejor desde la Secretaría General y los Estados.

Con estas palabras, Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, intervino en la VII Cumbre de la AEC, que tiene lugar en el Palacio de la Revolución de La Habana.

No habrá prosperidad sin acción colectiva ni plan común, apuntó, y señaló que las condiciones son óptimas para la integración, y que el Gobierno de Costa Rica se compromete con lo necesario para hacer realidad los planes de la zona.

El mandatario reconoció la importancia de que la agenda de la familia del Caribe esté en concordancia con la de la familia mayor, que es la Organización de Naciones Unidas, y apoye temas como la igualdad de la mujer.

Sobre este asunto, abundó en la necesidad de luchar con políticas no discriminatorias, porque las jóvenes y niñas caribeñas no sean violentadas ni explotadas en sus espacios laborales, sociales y políticos.

Igualmente, abundó en la urgencia que tiene la región de aumentar su capacidad tecnológica, sus niveles de educación y el intercambio de buenas prácticas en la economía, la producción de alimentos y un turismo que cada vez adquiere más relevancia.

Por otra parte, Luis Guillermo Solís enfatizó en el hecho de que las energías renovables deben ser prioridad en las agendas de sostenibilidad de los países, tal y como ocurre en Costa Rica.

Además de evaluar la importancia del enfrentamiento a las enfermedades que azotan a la región, el mandatario costarricense abogó por entender a quienes emigran como migrantes humanitarios, cuyas condiciones de vida deben ser garantizadas por los estados, encargados también de enfrentar el tráfico humano y el crimen organizado.

Sin embargo, ¿qué hacemos con desarrollo económico y seguridad y paz si no enfrentamos el cambio climático?, se cuestionó y alertó que la zona caribeña es aún más vulnerable con las condiciones naturales actuales, razón por la que debe enfatizarse en las prácticas preventivas, la investigación en la innovación técnica y una mejor atención a la agricultura y ganadería.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.