Nadie puede imponerse en esta hora de América Latina y el Caribe

No son tiempos de intervencionismo, es tiempo de respeto. Venezuela exige respeto a decidir, y no se va a arrodillar, a entregar o a dejar acorralar. Vamos a luchar con Carta o sin Carta Democrática de la OEA, con la misma fuerza de estos años, manifestó el Presidente Venezolano, Nicolás Maduro, en la VII Cumbre de Estados del Caribe, quien agradeció la declaración del bloque en apoyo al diálogo y el respeto a las reglas democráticas en su nación

Autor:

Yuniel Labacena Romero

A seguir construyendo la estabilidad del Caribe llamó el presidente de la República Bolivariana de Venezolana, Nicolás Maduro Moros, al intervenir en la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), quien a la vez resaltó que las formulas de paz, entendimiento, y beneficio mutuo deben caracterizar a nuestra región.

Luego de felicitar al Presidente cubano por su cumpleaños 85, celebrado este viernes, y también de enviar un saludo al líder histórico de la Revolución, Fidel Castro Ruz, aseguró que la AEC ha marcado una época de encuentro en el Caribe, y esta Cumbre expresa los grandes temas para el desarrollo de la región en los cuales tendrá que seguir trabajando.

En tal sentido dijo que Venezuela ha participando de los avances que ha tenido la Asociación y ha logrado hilvanar iniciativas como Petrocaribe, que han tenido un papel trascendental para construir un núcleo de cooperación, de desarrollo y avances sociales, cuyo reto actual es la diversificación energética.

Al abordar el tema del cambio climático, recordó que fue Fidel quien avizoró el mismo, en la Cumbre de la Tierra de 1992. «Estamos en esos tiempos que el divisó y se necesita de una respuesta de mayor nivel científico, técnico, político y económico. Parece que nadie de los que tienen poder en el mundo para cambiar cosas, se dan por enterados. Y a pesar de que firmamos los acuerdos de la Cumbre de París, nos parecen insuficientes para los efectos de los cambios climáticos que hoy padecen los países del Caribe», aseguró.

Igualmente se refirió a la arremetida imperial contra su nación, que busca derrocar al Gobierno y pueblo bolivariano. En tal sentido consideró una desfachatez el intento de aplicar a Venezuela la Carta Democrática por parte de la Organización de Estados Americanos, violando los principios de autodeterminación que deben regir en nuestros pueblos.

«No son tiempos de intervencionismo, es tiempo de respeto. Venezuela exige respeto a decidir, y no se va a arrodillar, a entregar o a dejar acorralar. Vamos a luchar con Carta o sin Carta, con la misma fuerza de estos años. Respetamos todos los procesos políticos y económicos, pero nuestra soberanía no se puede manosear», apuntó.

Al agradecer la declaración de AEC sobre el diálogo en Venezuela, Maduro Moros apuntó que nunca su nación ha sido ni va a ser un país tutoreado ni monitoreado. «Hemos solicitado el apoyo debido. Ojala, ahora sí, podamos sentar en una mesa de diálogo, sin que rompan las reglas de juego, a la oposición venezolana», expresó.

El dignatario abundó en lo difícil que ha resultado que esa oposición respete las reglas de la democracia venezolana, en la que esta ha ganado en dos procesos electorales tras la llegada al poder de la Revolución Bolivariana, y cuyas victorias fueron reconocidas inmediatamente por las fuerzas chapistas.

Maduro apuntó que no se puede pretender romper el equilibro de estabilidad y respeto en la región para ceder a las presiones de Washington. Por ello llamó a los participantes en la Cumbre a mantener el nivel de cooperación, a no dejarse someter a presiones para aprobar los designios de la OEA, pues en la unión está la diversidad y el futuro de nuestras naciones.

¿Cuánto hemos avanzado en los últimos diez años?, preguntó el Presidente, y aludió al nacimiento de la Celac, Unasur y otros proyectos que deben ser valorados en su justa dimensión, y seguir avanzando en el respeto entre todos. «Nadie puede imponerse en esta hora de América Latina y el Caribe».

Igualmente resaltó las formulas de paz, de entendimiento, y beneficio mutuo que tiene la nación venezolana con la de Trinidad y Tobago, y en tal sentido apuntó que ese es el espíritu que debe reinar en nuestra región, pues América Latina y el Caribe es una zona de paz.

Al referirse al Comandante Hugo Chávez, dijo que su huella esta fresca y que la misma se convirtió en solidaridad, en amor, en tender la mano al otro, en que nos apoyáramos y fuéramos mujeres y hombres libres. Por eso creemos que otro mundo es posible, aseguró.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.