Una oportunidad para hacer una organización diferente a otras

El mandatario granadino abogó por el trabajo permanente de la AEC que ha contribuido al crecimiento económico de la región

Autor:

Juventud Rebelde

Keith Mitchell, primer ministro de Granada, resaltó durante su intervención en la Primera Sección Plenaria de la VII Cumbre de la AEC, la necesidad de mantener una agenda sencilla con la que se pueda hacer y trabajar.

Tenemos una oportunidad sui géneris para hacer que esta organización sea diferente a otras, comentó Mitchell, con un trabajo permanente, no solo enfocado en el tema del cambio climático, sino también en el de trasporte y comercio.

El trabajo de la AEC ha contribuido al crecimiento económico de la región, apuntó el mandatario, y ahora nos uniremos en labores comunes para lograr un desarrollo sostenible y hacerle frente al cambio climático, que «afecta a todos, a los países grandes y a los pequeños», pero en especial a los pequeños estados insulares.

La experiencia de Granada con los huracanes nos mostró que debemos tener una mayor prevención ante las grandes pérdidas que pueden ocasionar, detalló.

El líder granadino recordó además sus múltiples visitas a Cuba desde el año 1997: «creo que puedo llamarme el padre de esta reunión y los asumo con alegría, y en todas mis visitas he sido recibido con gran hospitalidad», dijo al tiempo que apuntó que los vínculos entre ambas naciones has trascendido pese a los problemas.

«Dejamos constancia de nuestra estima por la generosidad de Revolución Cubana hacia el pueblo de Granada y a todos los pueblos subyugados».

«Cuba es una luz, un ideal, una expresión de lo que un pueblo puede alcanzar ante estos desafíos crecientes», manifestó Mitchell y aseguró que «es adecuado reunirnos aquí en estos momentos en los que la solidaridad en el Caribe ha demostrado su valía».

«El pueblo de Granada tiene un gran afecto a hermanos y hermanas del Caribe», afirmó.

Además aplaudió la contribución del secretario saliente de la AEC y le dio una acogida «cálida» a la nueva secretaria general designada, a quien definió como «la hermana de Santa Lucía».

El dirigente caribeño no quiso dejar pasar la oportunidad en la Cumbre de hacer sentir su pesar por la muerte del «ícono del planeta», el boxeador norteamericano Mohamed Alí, fallecido en esta jornada a los 74 años de edad.

«Nunca lo podré olvidar, una gran personalidad de su país, que visitó Cuba y se opuso a la guerra en Vietnam cuando esto no era bien visto y creo que la Cumbre debe tomar en cuenta su muerte», mencionó conmocionado el primer ministro de Granada.

Al final de sus palabras, Keith Mitchell reiteró alegrarse de «estar de regreso a esta, mi otra casa para mí y mi delegación».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.