En busca del esplendor perdido

Con una inversión cercana a los 130 000 MN y un componente en divisas ascendente a 65 000 CUC, fueron restaurados los más de 500 animales pétreos que habitan en el cafetal de la finca San Lorenzo

Autor:

Haydee León Moya

MANUEL TAMES, Guantánamo.— Devolver el atractivo que el musgo ha quitado a las más de 500 piezas que conforman el Zoológico de Piedras, es uno de los primeros pasos del proceso de rehabilitación que se acomete desde inicios de año en ese sitio, Patrimonio de la Cultura Nacional hace tres décadas.

Con una inversión cercana a los 130 000 MN y un componente en divisas ascendente a 65 000 CUC, los más de 500 animales pétreos que habitan en el cafetal de la finca San Lorenzo, donde se encuentra el singular parque, fueron restaurados por el hijo (empírico artista del cincel, como el padre) y el nieto (formado en una academia de Artes Plásticas) de su creador, el campesino-escultor Ángel Íñigo Blanco, fallecido en 2014, a los 79 años de edad.

El vicepresidente de la Asamblea del Poder Popular en Manuel Tames, Yoennis Samón Morales, dijo a Juventud Rebelde que ahora se trabaja en la señalización y reparación de los empinados senderos por los que el visitante recorre el lugar y en la edificación de lo que será el Taller del Artista, una instalación donde se tallarán para la venta figuras en miniatura que reproducen la fauna de ese paisaje.

Respecto a esta última obra, destacó que marcha aceleradamente, gracias al empuje de trabajadores por cuenta propia del sector de la construcción, contratados por la Dirección de Cultura del municipio, quienes están responsabilizados con la ejecución de kioscos para la venta de frutas típicas y jugos.

Aseguró que a finales del presente mes deben quedar concluidos también varios objetos de obra del restaurante Las Piedras y la transformación de la parrillada existente en una instalación abierta, cuya especialidad será el asado de cerdos en vara.

Añadió que forman parte de la remodelación en marcha un nuevo mobiliario, televisores y sistemas de luces para toda la instalación y las vías de acceso a las diferentes esculturas o conjunto de ellas; pero su funcionamiento dependerá de la celeridad con que la empresa eléctrica de la provincia resuelva el complejo problema de inestabilidad y bajo voltaje que desde su inauguración, el 21 de diciembre de 1977, afecta al lugar.

De igual manera, la carencia de servicio telefónico dificulta el propósito de crear un sitio web y una revista impresa sobre la institución.

A pesar de esos inconvenientes, el pasado año el Zoológico de Piedras fue visitado por más de 17 000 personas, entre ellas cerca de 600 turistas extranjeros.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.