Tensiones económicas para el segundo semestre pueden enfrentarse con más eficiencia

Las medidas adoptadas para encarar las restricciones incluyen la rebaja de gastos líquidos, la no ejecución de créditos y el ajuste en el consumo de portadores energéticos. No habrá afectaciones al servicio eléctrico residencial

Autores:

Marianela Martín González
Margarita Barrios
Susana Gómes Bugallo
René Tamayo León

Limitaciones y restricciones financieras debido a la caída de ingresos por concepto de exportaciones, y limitaciones en el aseguramiento de portadores energéticos —cuestiones que vienen verificándose desde diciembre último—, han generado una situación tensa para la economía nacional en el segundo semestre del año.

La coyuntura ha llevado al país a adoptar medidas emergentes para enfrentarla. Las mismas fueron explicadas en la VII sesión ordinaria de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. El diputado Marino Murillo Jorge, miembro del Buró Político y vicepresidente del Consejo de Ministros, tuvo a su cargo la presentación del informe sobre la ejecución del Plan de la Economía en el primer semestre de 2016 y cómo se enfrentará el segundo semestre en este ámbito.

El también Ministro de Economía y Planificación comentó que las medidas adoptadas para encarar el panorama incluyen la rebaja de gastos en divisas, la no ejecución de determinados créditos y el ajuste en el consumo de portadores energéticos.

Respecto a este último punto, explicó que el consumo de electricidad se restringirá de manera general en un seis por ciento. No obstante —informó—, no se afectará el servicio al sector residencial, a pesar de que este consume el 60 por ciento de la energía eléctrica que se genera en el país.

El ajuste se aplicará —abundó— al resto del 40 por ciento de los consumidores, es decir, al sector no residencial. Sin embargo, dentro de este habrá actividades que se respaldarán el cien por ciento, como es el turismo y la industria del níquel, entre otras.

Murillo Jorge explicó que las medidas emergentes adoptadas, además de obligar a disminuir los gastos en divisas, requieren administrar con mucho cuidado la toma de créditos externos, a fin de hacer manejable nuestro endeudamiento futuro.

El Vicepresidente del Consejo de Ministros argumentó que si no se va a disponer de todos los portadores energéticos para poder transformar determinadas materias primas, no tiene objetivo importar estas para que se queden para el próximo año, con los gastos y endeudamientos que esto conlleva.

Explicó también que hay organizaciones que no cumplirán su producción por otras causas, como la Antillana de Acero, por lo que no hay razón para mantenerle los volúmenes de consumo energético concebidos inicialmente en el plan.

Prioridades, premisas y fortalezas para el segundo semestre

A partir de la disponibilidad de divisas y de portadores energéticos para el segundo semestre, las prioridades definidas para esta etapa son: mantener los niveles de actividad que aseguren ingresos externos proyectados y sustitución de importaciones; la importación y producción de alimentos; la producción de materiales de la construcción y la circulación mercantil minorista, la cual está estrechamente relacionada con el mantenimiento del equilibrio financiero interno.

La estrategia para la segunda parte del año tiene como premisas una proyección restrictiva pero con racionalidad; reflejar con más precisión lo relativo a los portadores energéticos; y que los gastos en salario tengan respaldo productivo.

También es pauta no importar lo que pueda producirse, con racionalidad, en el país. Sobre esto ejemplificó que en lo que va de año la producción lechera se ha incrementado, por lo cual deben tender a disminuir las importaciones de leche en polvo.

La nación también posee de reservas de eficiencia a las que está llamada a apelar, entre ellas, la disponibilidad, hasta abril último, de unos 1 297 millones de pesos en inventarios útiles por encima de lo planificado, lo cual puede paliar en parte las disminuciones previstas en importaciones.

Habrá de garantizarse el equilibrio financiero interno. «Hay que tener mucho control del sistema de pago por rendimiento y el salario que se paga; deberá ganarse en correspondencia con los nuevos niveles productivos», alertó Murillo.

Otra fortaleza para enfrentar el semestre que comienza es que, a pesar de una caída en los niveles de inversión planificados, estos siguen siendo más altos que el año anterior; y las inversiones que se ejecutarán están asociadas a programas estratégicos como turismo, energía y petróleo, y agropecuarios, enfrentamiento a la sequía y energías renovables y a la Zona Especial de Desarrollo Mariel, entre otros.

Favorables precios de alimentos en el mercado internacional

Durante la presentación a la Asamblea Nacional del informe sobre la ejecución del Plan de la Economía en el primer semestre de 2016 y cómo se enfrentará el segundo semestre, el vicepresidente del Consejo de Ministros Marino Murillo Jorge resaltó que los alimentos que estaba previsto importar en el año, se van a importar.

Explicó que las adquisiciones de estos rubros están siendo favorecidas actualmente por una baja de sus precios en el mercado internacional. Se está trayendo más alimentos con menos dinero, pero es solo, aclaró, una tendencia del mercado.

Por este concepto se reportan ahorros por unos 193 millones de pesos en la compra de arroz, leche en polvo, pollo y maíz, entre otros productos.

No obstante, este elemento positivo está siendo limitado, a su vez, por la caída de producciones agrícolas nacionales destinadas a sustituir importaciones, debido, sobre todo, a las adversas condiciones climáticas que nos han estado afectando, lo que ha obligado a importar cantidades no previstas inicialmente.

Murillo Jorge afirmó también que se mantendrán las políticas dirigidas a mejorar la capacidad de compra del peso cubano, como las modificaciones de precios (a la baja) de varios productos en el mercado interno.

Informó que en la medida en que el tiempo ha ido pasado y se ha mantenido la estabilidad de la oferta, el ritmo de venta diario —que tuvo un gran boom en sus inicios—, ha ido bajando paulatinamente, por lo que es previsible que llegará un momento en que las compras se estabilizarán.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.