Para poder decir «yes»

La formación integral del profesional lleva implícita el aprendizaje de un idioma extranjero. El inglés es hoy imprescindible para la comunicación y la especialización en muchos campos del saber

 

Autor:

Margarita Barrios

Para lograr un mayor rigor en el estudio del inglés en Cuba, el Ministerio de Educación Superior (MES) ha determinado un programa con el objetivo de que todo graduado alcance el nivel B1+, según el marco común europeo de referencia para las lenguas.

Si bien la mayoría de las personas comprende la necesidad de este aprendizaje, no han sido pocas las preocupaciones, pues no es el inglés una asignatura que los estudiantes venzan con facilidad, debido a dificultades a través de los distintos niveles de enseñanza, incluso por deficiencias en la propia Educación Superior.

«En busca de una atención mucho más puntual a las necesidades individuales y grupales de nuestros estudiantes, se decidió sacar el inglés del currículo de estudios y concebirlo como una disciplina extracurricular», explicó el Doctor Santiago Jorge Rivera Pérez, asesor nacional de la enseñanza del idioma inglés en el MES.

«Esto presupone que cada universidad va a crear un grupo de condiciones y proyecciones de trabajo. En primer término, la oferta de cursos de diversos niveles, en los cuales los estudiantes ingresarán según sus necesidades, así como la instalación de laboratorios de idiomas».

El también profesor titular argumentó que el MES realiza la impresión de un libro de texto muy actual, dirigido a la formación de profesionales, así como pondrá a disposición de los alumnos múltiples videos, cuadernos de trabajo, diccionarios, es decir, recursos para el aprendizaje, así como un set de materiales para el profesor.

«Para facilitar el estudio se crean también en las universidades los centros de idiomas y los centros de autoacceso, para que el estudiante elija la manera en que se quiere preparar», agregó.

—¿El estudiante que está ahora en la universidad tendrá que asimilar los cambios en el idioma inglés para graduarse o están dirigidos solo al de nuevo ingreso?

—El estudiante que en su currículo de asignaturas tiene la disciplina inglés, la mantiene como hasta ahora, pero le ofrecemos la oportunidad de que se incorpore a alguna de las ofertas de la nueva política, por ejemplo puede hacer alguno de los cursos, presentarse a las convocatorias de exámenes para certificar niveles de competencia.

«En las universidades se realizarán trabajos de curso, actividades académicas y eventos estudiantiles en los que se incorpora el idioma inglés, en los que también puede participar, para perfeccionar y profundizar su formación».

—¿Cómo se implementará el nuevo sistema?

—Primero se realiza un proceso de evaluación, que incluye un diagnóstico y la colocación de los estudiantes en cada uno de los cursos.

«Hay estudios realizados que están certificados por instituciones reconocidas en Cuba, que nosotros homologamos. El estudiante puede hacer exámenes de competencia y recibir la certificación de su nivel, que por el momento será nacional; pero aspiramos a que en un futuro tenga una validación internacional».

—Puede un estudiante tener muchos problemas para el aprendizaje del idioma y no poder alcanzar el nivel requerido. ¿Qué sucede en ese caso?

—Llevará un análisis casuístico de cada estudiante en particular, pero en principio asumimos que nuestros estudiantes tienen potencialidades para avanzar hasta el B1+ del marco común europeo. Es un nivel intermedio de dominio, y con las posibilidades que ofrecemos tendrán las condiciones.

«El B1+ incluye desempeño oral y escrito en inglés para realizar un grupo de tareas y actividades de comunicación asociadas a la interacción personal, a la narración y descripción de hechos, situaciones y valoración de determinadas actividades.

Explicó el Doctor Rivera Pérez que el alumno puede escoger cualquiera de las tres rutas establecidas para el estudio del inglés: matricular los cursos extracurriculares; realizar su autopreparación utilizando el sistema didáctico con la ayuda de un tutor, o hacer los estudios fuera de la universidad.

«Se respeta la decisión del alumno, pero deberá demostrar, antes de su ejercicio de culminación de estudios para egresar de la carrera, que tiene el dominio requerido en el idioma inglés», puntualizó.

—¿Cuáles universidades comienzan en septiembre con el nuevo programa para el inglés?

—Comienza la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), que fue pionera en el país en habilitar su Centro de Idiomas. También las Universidades de Oriente, de Holguín, de la Isla de la Juventud y el Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas (Instec).

«Es un período de tránsito. Pueden coexistir los dos modelos, el curricular y el extracurricular, y cada universidad irá sumándose en la medida en que considere que tiene creadas las condiciones necesarias».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.