No es solución a la pobreza, es opción a la riqueza

La Medicina Natural y Tradicional sigue demostrando que es una alternativa no solo muy económica, sino además muy eficaz, según declaraciones en conferencia de prensa del jefe del Departamento de esta rama en nuestro país

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Un total de 20 millones de pacientes en el país fueron beneficiados con diferentes modalidades de la Medicina Natural y Tradicional (MNT), como parte de su tratamiento médico en el primer semestre de este año, lo que, unido al incremento de especialistas en esta disciplina y a la creación del Comité Técnico de Normalización de MNT el pasado 22 de julio, demuestra que se garantiza el desarrollo y la consolidación de esta especialidad en el Sistema Nacional de Salud cubano.

Así reveló en conferencia de prensa el especialista en I y II grados en Medicina Natural y Tradicional Johann Perdomo Delgado, jefe del Departamento de MNT en el Ministerio de Salud Pública, quien precisó que esta cifra toma en cuenta la cantidad de veces que un paciente ha sido beneficiado por alguna modalidad de la MNT. Destacó, además, que desde 2015 se implementó el Programa Nacional de Investigaciones de MNT con un total de 103 resultados científicos y se integró esta materia al plan de estudios de la carrera de Medicina.

«En cumplimiento del Lineamiento 158 de la Política Económica y Social del Partido, referido a prestar la máxima atención al desarrollo de la medicina natural y tradicional, el país prioriza el aseguramiento, producción y comercialización de productos naturales, así como la atención médica que utiliza la MNT como complemento a la medicina ortodoxa», añadió el también Máster en Medicina Bioenergética y Natural.

Significó que al cierre de junio de este año se han entregado 257, 8 toneladas de masa vegetal, para un cumplimiento del plan al 118 por ciento. «De 453,5 toneladas entregadas en 2010, se llegó a 542,6 en 2015, incremento que ha permitido aumentar la producción de fitofármacos (derivados de las plantas) y apifármacos (derivados de la miel y propolios) de más de 41 millones en el 2010 a más de 56 millones en el 2015, y hasta junio del 2016 se han producido más de 31 millones».

Esa masa vegetal comprende lo necesario para la producción local y dispensarial de fitofármacos derivados de la sábila, la caléndula, el tilo, la pasiflora, el orégano francés, el pino macho y el té de riñón, entre otros, precisó Perdomo Delgado. Significó el aumento a 124 productos, de los 32       existentes antes en el Cuadro Básico de Productos Naturales, que desde el 2013 integran el Cuadro Básico de Medicamentos.

El doctor insistió en la importancia de mejorar la infraestructura y la tecnología de los Centros de Producción Local, con el objetivo de que cumplan con las buenas prácticas farmacéuticas. «Al término de 2016 quedarán certificados los centros de producción de Santiago de Cuba, Holguín, Camagüey, Las Tunas, Villa Clara, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Matanzas, Mayabeque y Artemisa».

«La medicina natural y tradicional no es una solución a la pobreza, sino una opción a la riqueza, como expresó el presidente Raúl Castro, y la prueba fehaciente está en su empleo cada vez más frecuente en países desarrollados y en vías de desarrollo, como parte del tratamiento de los pacientes.

«Esta rama de la medicina no se circunscribe a la prescripción de fitofármacos y apifármacos, pues se incluyen entre las modalidades de aplicación la ozonoterapia, la acupuntura, la homeopatía, la terapia floral, la hidrología médica, la heliotalasoterapia (uso del sol y del agua de mar con fines terapéuticos), los ejercicios terapéuticos tradicionales y la orientación nutricional naturista», detalló Perdomo Delgado.

El también Jefe del Grupo Nacional de MNT subrayó que aunque la mayoría de los fitofármacos y apifármacos se expende libremente en la red de farmacias del país, se requiere la orientación de un especialista para su uso. En el caso de los productos homeopáticos individualizados y las esencias florales, el paciente debe dirigirse a las farmacias homeopáticas con la indicación del médico o del sicólogo, precisó.

«Cuba registra avances loables en el empleo de la ozonoterapia en los centros asistenciales, tanto en la atención primaria de salud como en los niveles secundario y terciario, y dirige esfuerzos para garantizar un mayor desarrollo del uso de las aguas mineromedicinales (hidrología médica) y la heliotalasoterapia», puntualizó.

Perdomo Delgado apuntó que urge tomar conciencia entre la población y los profesionales de la salud de los beneficios de la MNT como parte del tratamiento médico, con lo que se brindará una atención más integral en nuestros servicios de salud.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.