Verano en carricoche

Un autobús muy singular recorre las calles del centro histórico agramontino, con el propósito de enseñar sus valores arquitectónicos y culturales

Autor:

Yahily Hernández Porto

Camagüey.— El fuerte pito del curioso trencito de la alegría, como se le conoce por estos lares, se deja escuchar  en el céntrico parque Agramonte, de esta ciudad, por donde comienza el recorrido.

Como hacía tiempo atrás el tranvía lugareño, del que todavía quedan huellas en varias arterias de la urbe, este pintoresco artefacto circula por las calles adoquinadas del Camagüey patrimonial, para seguir despertando los deseos  por conocer los valores históricos y arquitectónicos de una de las primeras villas fundadas en la Isla.

Como parte de las propuestas veraniegas de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC), la ruta histórica de este carricoche forma parte del proyecto Conocernos, que permite andar en familia por más de 25 kilómetros del centro histórico principeño y sus áreas aledañas.

Por el módico precio de cinco pesos CUP para los adultos y la mitad del valor para los menores de 12 años, el trencito, con sus 40 capacidades, brinda servicios en la mañana de los jueves, viernes, sábado y domingo.

No es casual entonces que en los 23 años que lleva manejando Isnardo González, chofer del referido vehículo multicolor, confiese a JR que nunca había sido tan popular. «Los niños, junto a sus familias, buscan el trencito para pasar un rato divertido, mientras muchos se toman una foto en mi bella locomotora», aseguró.

María del Carmen Pontón, especialista de la OHCC, expresó que el itinerario del trencito es una opción dirigida especialmente a los niños, y su propósito es divulgar de una forma amena el patrimonio cultural de Camagüey, de gran importancia para la historia del país. Aclaró que esta entretenida posibilidad de recreo se mantendrá durante todo el verano.

El trencito es una iniciativa dirigida a toda la familia y, en especial, a los más pequeños de casa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.