Calidad y accesibilidad a las viviendas - Cuba

Calidad y accesibilidad a las viviendas

La primera prioridad de la producción local de materiales para la construcción son aquellas personas que han recibido por el Banco subsidios para arreglar sus viviendas

Autor:

Marianela Martín González

Este año el programa de producción local de materiales para la construcción deberá tributar cerca de 30 millones de bloques, un millón de metros cuadrados de piso y aproximadamente 10 000 techos sólidos de 70 metros cuadrados, estos últimos para satisfacer 28 000 cubiertas de 25 metros cuadrados cada una.

Así lo confirmó Tomás Vázquez Enríquez, director del referido programa, rectorado y asesorado por el Ministerio de la Construcción, quien recalcó que la primera prioridad de estas producciones son aquellas personas que han recibido por el Banco subsidios para arreglar sus viviendas.

Vázquez destacó como importante la inscripción del programa en el plan de la economía del país. Con ello se garantizan recursos del balance nacional requeridos para su funcionamiento, como cemento, cabilla y plástico reciclable. Reconoció además, como la principal debilidad del programa, los problemas en la transportación de las materias primas con que se sostienen las producciones.

Explicó que se pretende que cada municipio tenga su industria local de materiales, basada en los recursos naturales y reciclables propios. Para el trasiego de sus producciones se concibe la transportación rudimentaria. Entretanto, la comercialización del 80 por ciento de los productos y el 95 por ciento de las cubiertas correrá a cargo de los establecimientos de Comercio Interior destinados a vender materiales en cada territorio.

El directivo precisó que el precio de los 118 renglones producidos a nivel local es establecido por los Consejos de las Administraciones Provinciales (CAP), y que los comercializadores le añaden un margen de ganancia. Regularmente, las tarifas son un 40 por ciento más baratas que las de los productos provenientes de la Industria de Materiales de la Construcción.

El programa ha ido creciendo, según Vázquez, gracias a la capacidad de remolida, que ofrece la oportunidad de aprovechar los áridos gruesos, los escombros, la piedra de potrero, así como utilizar las arenas naturales existentes en los distintos territorios.

Las capacidades productivas de la producción local de materiales para la construcción se sustentan en las 42 empresas adscriptas a los CAP, de las cuales 16 pertenecen a las industrias locales.

Entre los mayores retos del programa está el respeto a los parámetros de calidad establecidos por las normas cubanas. Según afirmó Aida Cabrera Mateu, especialista principal de la Dirección de Producción Local de Materiales, el chequeo de esos requisitos aparece como punto fijo en la agenda de inspección que ellos realizan dos veces al año en cada municipio.

Dijo, además, que si hay reclamaciones en las tiendas donde se expenden los productos provenientes de la industria local, es obligatorio atenderlas y seguir la trazabilidad de las producciones para verificar dónde se violaron los principios que validan la excelencia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.