El intercambio respetuoso es perfectamente posible

No existe un acuerdo de Gobierno con Estados Unidos para que un estudiante cubano curse allá una carrera completa; esa limitación la ponen ellos y, sin embargo, ofrecen algunas becas sin previo acuerdo con nuestra institucionalidad, sostiene la máster María Victoria Villavicencio Plasencia, directora de Relaciones Internacionales del Ministerio de Educación Superior

Autor:

Margarita Barrios

«La cooperación internacional en el ámbito universitario tiene una tradición en nuestro país y ha estado ligada al desarrollo que hemos ido alcanzado en esa esfera. Hoy el Ministerio de Educación Superior (MES) y sus universidades tienen relaciones con más de cien países, amparadas en más de 2 000 convenios suscritos de manera bilateral entre instituciones de Cuba y del resto del mundo", expresó en entrevista exclusiva a JR la máster María Victoria Villavicencio Plasencia, directora de Relaciones Internacionales del MES.

«Antes de la Revolución existía un vínculo universitario desigual. Académicos de otros países, sobre todo de Estados Unidos, venían con una posición hegemónica a colonizar nuestras universidades. Hoy tenemos un potencial científico que nos permite intercambiar de igual a igual, entrar a un escenario exigente a aportar, lo cual es un orgullo para nuestro país».

—¿Con qué países mantiene Cuba el mayor intercambio académico a nivel universitario?

—En nuestra región el mayor intercambio es con Venezuela. Nosotros aportamos a su desarrollo y nuestros profesores e investigadores, que participan en los programas de maestrías y doctorados, enriquecen sus conocimientos.

«También tenemos un gran vínculo con México, Brasil, Ecuador, Colombia y Panamá. Es muy rico y se desarrolla en todas las modalidades de la cooperación, dígase intercambio de especialistas, participación en eventos, realización de investigaciones conjuntas y publicación en revistas de alto impacto.

«Hay un intercambio importante con Europa, donde se destaca Bélgica, con proyectos de cooperación que han permitido un apoyo para el desarrollo de la base material de estudio de nuestras universidades, así como la realización de investigaciones y la formación de doctores. Además, tenemos nexos históricos con la Educación Superior de España y de Francia, con este último país sobre todo en lo que se refiere a estudios de idioma.

«Con Canadá y Estados Unidos asumimos un trabajo conjunto, sobre la base del respeto mutuo y de desplegar acciones que estén en concordancia con las prioridades de nuestro país y de la Educación Superior cubana. También tenemos convenios importantes con países de Asia y África».

—Hay encuentros de rectores por países que se hacen con una frecuencia establecida y el anfitrión es Cuba o la otra nación. Están los Congresos internacionales de Universidad, bianuales, a los cuales vienen autoridades académicas, profesores, estudiantes... ¿Cómo se inserta un estudiante cubano de pregrado en uno de esos programas de intercambio, o un graduado que desee hacer un posgrado?

—En los más de 2 000 convenios que Cuba tiene con universidades del mundo, se consideran como parte de las acciones el intercambio de profesores y también de estudiantes.

«Brasil, China, Vietnam y Rusia ofertan becas para realizar estudios completos de pregrado, y una buena parte de ellas incluyen el boleto internacional, por lo cual son muy ventajosas.

«Este año Rusia otorgó 110 plazas y China 150, las cuales fueron cubiertas totalmente. Esto se hace de manera colegiada con los centros de Educación Superior de nuestro país, y son nuestras universidades las que seleccionan al estudiante que merece esa beca. También los organismos de la Administración Central del Estado escogen según sus intereses de formación».

—¿Cómo se desarrolla este proceso con Estados Unidos?

—No existe un acuerdo de Gobierno con Estados Unidos para que un estudiante cubano curse allá una carrera completa, esa limitación la ponen ellos y, sin embargo, ofrecen becas sin previo acuerdo con nuestra institucionalidad.

«Estamos trabajando en las becas a través de convenios interuniversitarios, que permiten a estudiantes, profesores e investigadores participar en una acción puntual.

«En el caso de las becas de Gobierno, hemos estado viendo por estos días cómo, sin una conversación precedente con las entidades competentes de los ministerios de Educación y de Educación Superior, se ha estado desarrollando un programa dirigido a jóvenes cubanos, con el objetivo de subvertir el orden interno.

«Está claro para todos la mala intención de ese programa, sobre todo porque se ha insistido con el Gobierno estadounidense en que debe haber una coordinación previa con las autoridades de nuestro país, lo cual han desconocido. Han violado las normativas cubanas al promover un programa de ese tipo sin el debido consentimiento de las autoridades nacionales.

Tenemos suscritos varios memorandos de entendimiento que han permitido la mobilidad de profesores e investigadores de Estados Unidos hacia Cuba, y viceversa, explica María Victoria.

«Cuba no rechaza el intercambio, todo lo contrario, y hay acciones concretas que así lo demuestran».

—¿Cuáles son esas acciones?

—Con Estados Unidos el intercambio históricamente estuvo muy centrado en la Universidad de La Habana, pero hoy son muchas más las universidades que participan en las distintas modalidades, como son estancias de investigación de profesores, publicaciones conjuntas y eventos.

«Tenemos suscritos varios memorandos de entendimiento, y a partir de ahí se desarrolla un conjunto de acciones de intercambio que han permitido la movilidad de profesores e investigadores de Estados Unidos hacia Cuba, y viceversa.

«Es importante decir que se han ido fortaleciendo los vínculos a partir de intereses recíprocos para la investigación y la innovación, a través de The National Council of University Research Administrators (NCURA), la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA) y la Asociación de Universidades y Colegios Estatales de los Estados Unidos (AASCU).

«Puedo destacar un curso impartido por profesores norteamericanos a docentes universitarios cubanos, dirigido al perfeccionamiento del inglés y al conocimiento de novedosos métodos de enseñanza del idioma. Este intercambio se realizó de manera coordinada con las autoridades de las universidades y el Ministerio de Educación Superior.

«Se han desarrollado también varios programas con estudiantes estadounidenses que se insertan durante un semestre en la Universidad de La Habana, y otro buen ejemplo es el proyecto Semestre en el mar, mediante el cual alumnos de la Universidad de Pittsburg realizan estancias de una semana en Cuba, intercambian con alumnos, profesores y los cubanos en general.

«Otra acción de intercambio son las estancias para investigación de profesores cubanos que ofertan universidades estadounidenses, como por ejemplo, Harvard, en temas que sean de interés común y sobre la base del respeto a nuestros principios y prioridades.

«Hoy existen intercambios mutuamente ventajosos en temáticas tales como ciencias naturales, física, química, biología, biomateriales, ciencias sociales, cultura cubana, filosofía, economía, ciencias técnicas y ciencias agropecuarias".

—¿Las leyes del bloqueo interfieren en estas relaciones académicas?

—En la Educación Superior, como en otros sectores, el bloqueo sigue siendo el principal obstáculo para el desarrollo. Nuestros profesores, para poder publicar en revistas de alto impacto, deben hacerlo de conjunto con investigadores o profesores de otro país, porque por las leyes del bloqueo se nos impide acceder.

«Los memorandos de entendimiento que hemos firmado con Estados Unidos nos permiten publicar en determinadas temáticas de algunas revistas, sobre todo porque nos hemos podido vincular a profesores norteamericanos interesados en realizar un intercambio con Cuba, pero no hay duda de que el bloqueo es una limitante en cuanto al acceso a bibliografía y a sitios en internet donde se pueda obtener información.

«Estamos abiertos al intercambio, siempre que sea respetuoso, colegiado, de interés de las instituciones cubanas, de la academia cubana, y hay muchos ejemplos que demuestran que es perfectamente posible».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.