Reitera Cuba necesidad de eliminar el bloqueo

Durante casi una hora, la directora general de la Dirección de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, respondió desde su cuenta en Twitter las preguntas de periodistas y ciudadanos interesados en los temas del IV encuentro de la Comisión Bilateral, celebrada este viernes 30 de septiembre en Washington

Autor:

Juventud Rebelde

Durante casi una hora, la directora general de la Dirección de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, respondió desde su cuenta en Twitter las preguntas de periodistas y ciudadanos interesados en los temas del IV encuentro de la Comisión Bilateral, celebrada este viernes 30 de septiembre en Washington.

«En la reunión de hoy, que se desarrolló de manera constructiva, decidimos coordinar siete visitas de alto nivel para las próximas cinco semanas», respondió a JR la diplomática que preside la delegación cubana. «Acordamos también realizar una decena de encuentros técnicos sobre temas de interés común, y diálogos sobre aspectos bilaterales y multilaterales también de interés y beneficio para todos».

«En el mes de diciembre tendremos la quinta y última reunión de la Comisión bilateral correspondiente al gobierno del presidente Obama, pero Cuba ha trasladado su interés y disposición a mantener este mecanismo en el futuro. Veremos qué pasa al respecto», apuntó.

«Nuestra voluntad y aspiración es que el proceso bilateral iniciado el 17 de diciembre de 2014 sea irreversible. Hemos estado trabajando intensamente en esa dirección».

La Comisión bilateral es un mecanismo creado en agosto de 2015, en ocasión de la visita del secretario de Estado, John Kerry, a La Habana. Esa comisión se reunió en septiembre de ese mismo año y luego en mayo de 2016.

De acuerdo con un Comunicado de prensa de la delegación cubana, en la reunión se constataron avances en la reanudación de los vuelos regulares entre los dos países; la adopción de acuerdos sobre cooperación en materia de salud, y el enfrentamiento al narcotráfico.

También esos progresos se perciben en «la realización de encuentros técnicos sobre medio ambiente, geodesia e hidrografía, seguridad aérea y de la aviación, terrorismo, narcotráfico, tráfico de personas y fraude migratorio, asistencia judicial en materia penal, seguridad del flujo de viajeros y bienes, y ciberseguridad», agregó la nota.

Entre los temas abordados están, además, «la implementación del programa de colaboración para la enseñanza del idioma inglés en Cuba» y se informó que «en el período se dio continuidad a los diálogos regulatorios y sobre compensaciones mutuas y se iniciaron las negociaciones Cuba-EE. UU.-México para la delimitación del Polígono Oriental del Golfo de México».

La parte cubana enfatizó que siguen siendo pocos los resultados en la esfera económica, debido a la vigencia del bloqueo, política que debe ser eliminada para avanzar en las relaciones económicas, comerciales y financieras, como se expresó el pasado 12 de septiembre, durante la primera reunión del Diálogo Económico, mecanismo de la Comisión Bilateral para abordar estos temas.

Cuba insistió en que se devuelva el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de EE. UU. en Guantánamo y sean eliminadas políticas injerencistas, como los programas dirigidos a promover cambios internos en Cuba y el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones con fines políticos.

En sus respuestas en Twitter, Josefina Vidal precisó que también tendrá que modificarse la actual política migratoria preferencial de EE. UU. hacia ciudadanos cubanos, expresada en la Ley de Ajuste Cubano, la política de pies secos-pies mojados y el Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos, que estimulan la emigración ilegal e insegura, privan a Cuba de recursos humanos vitales, y crean dificultades crecientes a otros países.

Ese planteamiento, insistió Josefina Vidal, «lo hicimos nuevamente en julio en las conversaciones migratorias, lo hicimos nuevamente hoy y lo continuaremos haciendo».

La delegación cubana estuvo integrada también por el embajador en Washington, José Ramón Cabañas, y por Abel Enrique González Santamaría, viceasesor de la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional.

La parte estadounidense fue presidida por la secretaria adjunta en funciones para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Mari Carmen Aponte, y el director de Planificación de Política, Jonathan Finer; y participaron el secretario asistente adjunto para el Hemisferio Occidental, John Creamer, y el encargado de Negocios de la embajada estadounidense en La Habana, Jeffrey DeLaurentis, recién nominado por el presidente Barack Obama para el puesto de embajador, asignación que debe ser refrendada por el Senado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.