Un ciclón oscilante, aunque enorme e intensísimo

Este domingo el meteoro deberá fijar mejor su rumbo, que la mayoría de los modelos de pronósticos situaba más al este, entre Santiago de Cuba y Guantánamo

Autor:

Juventud Rebelde

Los leves vaivenes en categoría del vigoroso huracán Matthew, de 5 a 4 y viceversa, no disminuyen la tremenda amenaza que significa para la región oriental del país.

En el Noticiero de Televisión de la pasada noche, el Doctor José Rubiera aclaró que, ni siquiera la singular pequeñez de su ojo en comparación con sus dimensiones, aplacan los riesgos, porque este es, según las palabras del meteorólogo, un ciclón «formidable», cuya amplísima área de circulación abarcaría toda esa región.

Cuando cerraba esta edición, los vientos de Matthew habían crecido nuevamente hasta 240 kilómetros por hora, con rachas superiores, y la presión mínima central descendió hasta los 940 hectoPascales. Rubiera especificó que a cada lado del sistema, en un radio de unos 350 kilómetros, habría vientos de tormenta tropical.

Este domingo el meteoro deberá fijar mejor su rumbo, que la mayoría de los modelos de pronósticos situaba más al este, entre Santiago de Cuba y Guantánamo.

Desde el extremo oriental y hasta Camagüey el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil decretó la Fase de Alerta Ciclónica, mientras que desde Ciego de Ávila hasta Cienfuegos entraron en la Fase Informativa.

A partir de este domingo, la Televisión Nacional transmitirá en directo desde el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, para que las autoridades y la población dispongan de información de primera mano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.