Previsiones para esperar a Matthew

Las provincias de Camagüey, Las Tunas, Granma y Holguín también se preparan para enfrentar el fenómeno metereológico

Autores:

Yahily Hernández Porto
Osviel Castro Medel
Héctor Carballo Hechavarría
Juan Morales Agüero
Yasel Toledo Garnache

Aunque el lunes permaneció soleado casi todo el tiempo y solo cayeron chubascos al final de la tarde, en la ciudad de Bayamo, Granma, no ha cesado el movimiento para aminorar los daños del huracán Matthew, el cual debe provocar grandes marejadas en las costas granmenses antes y después de su paso por Cuba.

El meteorólogo Marcelo Cid Zayas explicó que en toda la costa sur del territorio granmense y en la del oeste, desde Cabo Cruz hasta Río Cauto, pueden producirse olas de hasta seis metros, con consiguientes inundaciones, lo que traería peligro a los municipios de Niquero, Media Luna, Campechuela, Manzanillo, Yara y Río Cauto.

Federico Hernández Hernández, presidente del Consejo de Defensa Provincial, reiteró que este fenómeno es muy complejo para el territorio, que tiene serranías, zonas bajas y costas. Se han preparado aquí más de 250 centros para evacuados, los cuales tienen asegurados las condiciones mínimas.

Elsides Estrada Rodríguez, especialista de la estación meteorológica de Cabo Cruz, confirmó que por la posible ruta de Matthew, ese territorio debe ser afectado nuevamente y recordó que en julio de 2005 se reportaron 238 kilómetros por hora ante el paso de Dennis, una experiencia que sirve de mucho para encarar ahora el potente huracán.

Empresas de Níquel se alistan

La completa paralización de las operaciones mineras e industriales vinculadas a la producción de níquel y cobalto en el municipio de Moa, se destaca entre las acciones examinadas por el Consejo de Defensa Provincial en Holguín.

La protección de los medios navales frente a las penetraciones del mar y el traslado y almacenamiento de grandes cantidades de materias primas y de producciones terminadas hacia lugares seguros, son otras de las medidas adoptadas con celeridad.

Nibardo Ibarra Martínez, delegado provincial del Ministerio de la Agricultura, precisó que se han trasladado, durante los últimos días hacia sitios elevados y seguros, más de 61 000 cabezas de ganado mayor, al tiempo que se intensificó el acopio de viandas y otros renglones agrícolas para su distribución a la población.

Precaución tunera

De los más de 236 000 residentes en zonas vulnerables en Las Tunas, ya han sido puestos a buen recaudo casi 73 000, de ellos 65 000 en casas de familia y el resto en 75 centros de evacuación.

El sector agropecuario en tierra tunera cosechó para comercializar más de 250 toneladas de viandas, fundamentalmente boniato y yuca, y movió a lugares seguros alrededor de 3 000 cabezas de ganado.

Según los pronósticos, esta provincia recibirá un gran volumen de lluvias asociadas al huracán, para lo cual están preparados sus embalses, que en este momento acumulan apenas el 40 por ciento de su capacidad total.

Extremar medidas para no lamentar

Jorge Luis Tapia Fonseca, presidente del Consejo de Defensa Provincial en Camagüey, manifestó que es preferible extremar medidas preventivas antes que sorprenda el huracán.

El peligro mayor para la extensa llanura —agregó— son las inundaciones por las lluvias asociadas al evento climatológico y las penetraciones del mar en los territorios de Santa Cruz del Sur, Florida y Playa Santa Lucía en el norteño municipio de Nuevitas.

En Camagüey hay más de 23 000 evacuados, el 90 por ciento en casas de familiares y vecinos. Más de 100 000 cabezas de ganado han sido trasladadas hacia lugares seguros.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.