Esta Revolución es lo más grande

Si pensábamos que en la ciudad de Baracoa habíamos visto suficiente, llegar hasta Maisí ha sido definitivamente impactante

Autor:

Yaima Puig Meneses

MAISÍ, Guantánamo.— Si pensábamos que en la ciudad de Baracoa habíamos visto suficiente, llegar hasta este municipio en el extremo más oriental de Cuba ha sido definitivamente impactante. Por suerte, caminar sus calles, de alguna extraña manera reconforta.

De un fondo habitacional de casi nueve mil viviendas, en la mayoría de ellas se ha podido constatar algún tipo de daño, al tiempo que decenas se observan en ruinas. Pero aquí la población no está de brazos cruzados.

A nuestra llegada el sol arreciaba fuerte y los brazos seguían incansables, levantando, con lo que ha quedado, el principio de sus facilidades temporales.

El pueblo no está solo. En la medida que se ha logrado restablecer la popularmente conocida vía de Boruga, que comunica este territorio por tierra con el municipio de Baracoa, ha comenzado el apoyo a cobrar mayor impulso.

Según explicó a nuestro equipo de prensa Denny Legrá Azahares, presidente del Consejo de Defensa Provincial, “desde el momento en que pasamos a la etapa de recuperación, se adoptaron un grupo de medidas prioritarias y una de ellas fue comenzar a dar acceso, por vía terrestre, sobre todo a Baracoa y a Maisí, dos municipios que como ya se ha dicho, quedaron incomunicados con la cabecera provincial.

“Sin vías de acceso terrestre, resulta prácticamente imposible la entrada de recursos a los territorios y por tanto empezar de lleno la recuperación desde el punto de vista constructivo, pero también de los servicios vitales a la población como son la alimentación, el agua, la electricidad y las comunicaciones, entre otros”, puntualizó Legrá Azahares.

Es este un municipio con unos 29 mil habitantes, de los cuales preliminarmente podría decirse que la mayoría ha sufrido algún tipo de afectación en sus viviendas.

Hasta el barrio conocido como “La Bomba”, del poblado cabecera de La Máquina, llegamos para conocer cómo vive sus días la población después del paso del huracán Matthew.

“Estuvimos alertas y orientados todo el tiempo, pero ¡qué va! esto no era posible imaginarlo”, rememora un damnificado parado sobre los escombros en el lugar donde una vez tuvo su vivienda.

Muchos lo han perdido todo, pero historias bonitas de solidaridad se viven hoy en este rincón del Oriente cubano.

Un grupo de hombres ayudaban a una señora a remendar parte del techo de su casa. “Al menos así tengo un pedacito para resguardarme”, nos dice ella agradecida mientras lava algunas prendas personales.

Tres familias que perdieron la totalidad de sus viviendas permanecían este viernes evacuadas en el consultorio médico, pero aseguran los pobladores que más de 20 personas se refugiaron ahí el día de las fuertes ráfagas. Muchas otras personas continuaban también en casas de amigos, vecinos o parientes, mientras de alguna manera intentaban recuperar algún pedacito en sus hogares.

Y así avanzaba la tarde en Maisí: poco a poco todos reconstruyendo algo; confiados en que el apoyo llega y la Revolución no los dejará desamparados. Y es que sencillamente, tal y como confesó a esta periodista una joven con su pequeño en brazos, no importa cuánto hayan pasado, el gobierno no va a abandonarlos, porque “esta Revolución es lo más grande”.

Consejo de Defensa Provincial en Maisí

Con el propósito de participar en el Consejo de Defensa Provincial, desarrollado en Maisí en la tarde de este viernes, y comprobar la organización de las medidas correspondientes a la etapa de recuperación, llegaron hasta este oriental municipio los ministros del Transporte, de Energía y Minas, de la Construcción, de Comunicaciones, de la Agricultura y del Comercio Interior, así como la Presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, el Viceministro primero de Salud Pública y el Viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín.

Entre otros asuntos, allí se informó sobre la cuantificación preliminar de las principales afectaciones sufridas en las viviendas y centros estatales; la garantía de recursos para la alimentación de la población; el estado epidemiológico y el aseguramiento de los servicios médicos; la situación del acceso al municipio por vía terrestre y el escenario actual en que se encuentra el restablecimiento de servicios como la electricidad y el agua.

De igual forma, se insistió en la importancia de establecer una estrategia informativa capaz de mantener actualizada de manera constante a la población sobre las decisiones que se vayan adoptando.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.