La otra portada - Cuba

La otra portada

No hay que dejar nada de lo siempre nuestro para un empinado viaje que la naturaleza nos hace emprender a la fuerza

Autor:

Susana Gómes Bugallo

No hay que dejar nada de lo siempre nuestro para un empinado viaje que la naturaleza nos hace emprender a la fuerza, pero al que partimos con el amuleto de nuestra estirpe. Ni pasar la página, ni voltear la hoja, ni seguir andando sin mirar atrás… nada de eso; todo hace falta para este hoy.

Nos vendría bien para este sábado sereno de este octubre tormentoso lanzarnos a inventar ese inminente libro de los comienzos; el que siempre da tanto gusto empezar a llenar de trazos, como cuando se delinea una caricia en el rostro amado, o se inicia en un ritual al niño que más nos procura. Hoy merecemos escribirlo, aunque quizás no escogimos convertirnos en autores de este modo, pero nos toca de veras y con tantas palabras imprescindibles.

Ayudaría a andar una embestida de sustantivos como luz, alma, espejo y amor. Ineludible prosa pondrían verbos como estar, querer, entregar, servir, crecer. Importantes serían también adverbios y pronombres como otra vez, como nosotros, como suficiente, como arriba, como mañana, como Sí. Sobre todo, no estarían de más algunos signos de puntuación, como los puntos y seguido.

Y para envolver tanto ingenio de alborada, nuestro inacabable volumen de los empezares deberá coronarse con una cubierta más colorida que la de este presente.

Tendrá un techo levantado desde Occidente y una sonrisa infantil de juguete desde el Centro y el racimo de plátanos que ha venido de la Isla más joven. No importa la obra que se escriba; esa será la portada de siempre.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.