Recuperación en categoría cinco

Consejo de Defensa Provincial guantanamero radica en Baracoa. Una decena de ministros y el general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín acompañan los esfuerzos de restauración. Junto a la atención integral a los evacuados se busca el más rápido restablecimiento de servicios básicos

Autor:

Haydee León Moya

La atención integral a más de 15 000 personas que permanecen evacuadas en la ciudad de Baracoa es una de las prioridades principales de las autoridades del territorio y del país, que desde este jueves se trasladaron en helicóptero a esa urbe, devastada tras el paso del huracán Matthew.

En reunión del Consejo de Defensa Provincial, que desde entonces radica en la primada de Cuba para apoyar las complejas labores de recuperación, se informó que desde ayer fue instalada una estación satelital que ya permite la comunicación con ese territorio vía internet y teléfonos móviles.

Junto al Consejo de Defensa, apoyando las decisiones que es preciso adoptar en estas circunstancias excepcionales, se encuentran en Baracoa una decena de ministros y el general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, miembro del Buró Político del Partido y viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, quien dirige y coordina la labor de saneamiento y ordenamiento de esa ciudad y en otros territorios de la provincia donde operan fuerzas de ese cuerpo armado.

Entre las tareas priorizadas en Baracoa se encuentran los trabajos constructivos y de montaje de equipamiento para activar todas las panaderías, muchas de las cuales recibieron fuerte impacto, para intensificar la producción.

También se activan los centros de elaboración de otros alimentos, pues se cuenta allí con los recursos imprescindibles y tienen instalados ya grupos electrógenos.

En cuanto a la electrificación de la Primada, se precisó en el Consejo de Defensa Provincial que en una semana, a partir del jueves pasado, debe haberse recuperado ese servicio para los centros productivos y de servicios fundamentales, y en el sector residencial, que permanece a oscuras, cuando menos puede revitalizarse dentro de un mes.

Desde Baracoa también se adoptan las decisiones que atañen a las tareas recuperativas del resto de los municipios costeros afectados, entre los cuales también está Yateras, fuertemente golpeada por la crecida de ríos.

Por otra parte, en la ciudad de Baracoa, principal destino turístico de la provincia, se encontraban 61 vacacionistas extranjeros, quienes fueron trasladados ayer a Guantánamo en ómnibus, tras el restablecimiento del Viaducto La Farola, para viabilizarles el regreso a sus lugares de origen.

Denny Legrá Azahares y Nancy Acosta Hernández, presidente y vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial, respectivamente, llamaron a reforzar el trabajo de información en los municipios afectados, fundamentalmente en Baracoa y Maisí, a través de las Zonas de Defensa y por la vía directa.

Dijeron que se exploran todas las vías posibles, pues existen zonas de Baracoa adonde aún no se ha podido llegar por afectaciones muy graves en los viales y la crecida de los ríos.

Luz y comunicaciones entre las prioridades

Restituir las comunicaciones y el servicio eléctrico en el menor plazo posible está entre las acciones más urgentes, lo que permitirá avanzar en la cuantificación de los daños y trazar estrategias más concretas para avanzar en la recuperación.

El ministro de las Comunicaciones, Maimir Mesa Ramos, dijo que con la ayuda de numerosas brigadas, compuestas por ingenieros, técnicos, linieros e informáticos y otros especialistas altamente equipados y procedentes de las provincias desde Ciego de Ávila hasta la capital del país, se buscan alternativas para las zonas incomunicadas, principalmente en Baracoa, Maisí e Imías.

Informó que la ubicación de teléfonos satelitales es una de las alternativas aplicadas hasta que se restablezca la fibra óptica y posteriormente el sistema, gracias a lo cual ya fue conectado San Antonio del Sur. Ahora se avanza con esa solución en Imías, para luego beneficiar a Maisí, lo cual será muy complejo, porque los medios necesarios solo es posible trasladarlos por tierra y esa vía no se ha restablecido.

Al explicar la compleja situación de incomunicación de Baracoa y los restantes municipios costeros, el titular del ramo, quien acudió al territorio desde antes del azote de Matthew, detalló que se produjo la caída de sendas torres cerca de la Ciudad Primada y en La Máquina, Maisí.

Luego se destruyeron otros soportes, debido a las fuertes lluvias, que provocaron la destrucción del puente sobre el río Toa, al norte de Baracoa, por donde pasaba la fibra óptica que soporta las comunicaciones hacia Moa.

Esa urbe se quedó absolutamente aislada cuando en la madrugada del miércoles último, en una zona de montaña entre Palenque y Bernardo, en Yateras, se afectó la fibra óptica hacia la añeja ciudad.

Puntualizó que la fibra óptica se afectó también en la zona del Bate Bate, en San Antonio del Sur, donde el mar se llevó algunos kilómetros que transitaban de manera aérea, y de esa manera quedaron incomunicados los municipios de San Antonio del Sur, Imías y Maisí.

En la jornada se conoció que se restableció la comunicación por tierra con Baracoa, a través del viaducto de La Farola. El paso por esa monumental carretera, que se encontraba interrumpido a la altura del Alto de Cotilla, se normaliza paulatinamente, a medida que avanzan los trabajos de limpieza y reparación.

Por otra parte, brigadas ingenieras del Ministerio de la Construcción, procedentes de diversas provincias, laboran con celeridad para restablecer el tramo de carretera afectado en la zona conocida del Bate Bate.

Frank Fernández, director nacional de planta exterior de Etecsa, quien se encuentra al frente de una brigada de expertos, informó que la tarea fundamental es la rehabilitación del sistema de comunicación en el menor tiempo posible, y que para ello disponen de cinco camiones especializados, dos de ellos en función de la restitución de la fibra óptica.

Igualmente, se labora intensamente para restablecer el servicio eléctrico, interrumpido totalmente en los municipios de Baracoa, Maisí e Imías. Allí trabajan brigadas de linieros de las hermanas provincias de Las Tunas, Granma, Camagüey y Ciego de Ávila, unidas a dos del municipio de Guantánamo, y decenas de especialistas encargados de operar los grupos electrógenos.

En la ciudad de Baracoa, donde se afectó casi completamente el sistema eléctrico, ya están los medios necesarios para reconstruirla.

En Imías laboran en ese cometido 33 brigadas de linieros, ocho de ellas de la provincia de Granma y 15 de Camagüey. Una cifra similar lo hace en San Antonio del Sur.

La ayuda de otros territorios también se concretó con el traslado hasta las zonas dañadas de grupos electrógenos de diferentes potencias desde otras provincias.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.