El bloqueo fustiga la medicina veterinaria

La brutal política repercute en la ganadería, pues existen muchos obstáculos para importar materias primas que requieren los medicamentos destinados a esta rama

Autor:

Marianela Martín González

A más de 91 millones de dólares ascienden los daños y perjuicios provocados a Labiofam en el último año por el bloqueo económico y financiero que Estados Unidos mantiene sobre Cuba.

Así lo aseguró Alfred Crespo Orta, presidente del referido organismo, cuyo objeto social es producir vacunas, medicamentos veterinarios, bioplagicidas y biofertilizantes, así como suplementos nutricionales para las personas.

El directivo explicó que al prohibírsele a la Isla acceder a créditos y a la compra de materias primas procedentes de Estados Unidos o de otras naciones que tienen relaciones bancarias con la norteña nación, hay que acudir a comprar básicamente en el mercado chino.

Las cargas procedentes del país asiático en buque demoran cerca de 45 días, y los créditos de esa nación y de otras traen consigo altas tasas de interés. Además existe un grupo de vacunas virales destinadas a la ganadería que tienen que importarse a través de proveedores europeos, e igualmente tienen costos elevados en la transportación y márgenes de ganancia.

«Como si lo anterior no bastara, se está exigiendo para la importación de muchos de esos productos la Certificación de Origen que emite una institución veterinaria estadounidense. Con eso se complejizan mucho más las operaciones y aumenta el temor de los proveedores de ser multados», acotó Crespo Orta.

El presidente de Labiofam se refirió a la prohibición de la venta en Estados Unidos de productos como el Vidatox, cuya demanda es alta en ese país y en Europa. Dijo que se trata de un medicamento homeopático con probadas propiedades antinflamatorias, analgésicas y antitumorales, cuya venta podría generar entre 15 y 20 millones de dólares anuales por su comercialización en plazas negadas por el bloqueo.

Señaló entre los daños y prejuicios de esta política a las campañas desacreditadoras que desde Estados Unidos se dirigen a productos de Labiofam como el Biorat y Vidatox.

Entre el año valorado por Crespo Orta y el precedente existe un crecimiento de 13 millones 211 681 dólares de pérdidas y afectaciones generadas por la brutal medida del Gobierno estadounidense.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.