Vigorosa denuncia de quienes labran la tierra

Rechaza el campesinado cubano el bloqueo impuesto por Estados Unidos a nuestro país y el carácter injerencista de la directiva presidencial emitida recientemente por Barack Obama

Autores:

Yahily Hernández Porto
Yahily Hernández Porto

Camalote, Nuevitas, Camagüey.— La histórica peregrinación del pueblo de Camalote, en Nuevitas, que rememora cada 20 de octubre el asesinato en 1948  del dirigente campesino Sabino Pupo Milián por los secuaces de Manatí Sugar Company, se convirtió esta vez en acto de denuncia contra el injusto bloqueo económico, comercial y financiero que durante más de cinco décadas impone el Gobierno norteamericano a Cuba, y que se mantiene a pesar del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Durante el homenaje igualmente se rechazó el carácter injerencista de la reciente directiva presidencial emitida por Barack Obama.

Campesinos y campesinas, jóvenes, estudiantes, pioneros, familiares e hijos del destacado luchador refrendaron frente a la tumba que guarda los restos de Pupo Milián en el cementerio de esta comunidad, el repudio de todo el pueblo cubano a la manipuladora e incoherente política norteamericana y la actitud de doble rasero asumida por el Presidente estadounidense.

La joven campesina Yudenmi Peña Díaz, de 26 años de edad, recordó el asesinato de Pupo y acentuó que la vigencia de su pensamiento es luz que alumbra al campesinado cubano y de otras regiones del mundo. «En varias ocasiones trataron de sobornarlo, pero su respuesta fue siempre la misma: “No existe dinero para comprar la vergüenza del campesino”», afirmó.

Aida Rosario Díaz Figueredo, miembro del Buró Nacional de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) y su presidenta en Camagüey, patentizó el apoyo incondicional de los miles de campesinos cubanos a su Revolución y exigió la devolución de la base naval de Guantánamo, territorio ilegalmente ocupado hace más de un siglo por el imperio yanqui.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.