No hay quien nos haga cuento

Porque en la juventud hay fuerza suficiente para levantarse contra la política genocida que ha intentado oprimir a Cuba por décadas, los estudiantes alzaron otra vez sus voces para decir «No» a las injerencias

Autores:

Susana Gómes Bugallo
Yuniel Labacena Romero
Roxana Arean Matos
Aileen Infante Vigil-Escalera
Yunet López Ricardo

Todo empezó a ritmo de conga —la de la Facultad de Mecánica—, que descendía por la escalinata de la Cujae para decir otra vez «No», para recordar con estilo joven que la juventud cubana no anda creyendo en trampas. «Me pongo eléctrica contra el bloqueo», decía la pancarta de una muchacha mientras los tambores y los estribillos pegajosos seguían cantando «Oye, que abajo el bloqueo».

Foto: Roberto Suárez

Porque esa es la juventud que es alegre pero profunda, características que el Che señaló y que el Héroe de la República Ramón Labañino recordó este viernes a los alumnos reunidos en la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (Cujae), donde se encontraban Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), y Jennifer Bello Martínez, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), además de otros jóvenes que en el país se desempeñan liderando estas organizaciones.

Asdrúbal de la Vega, estudiante del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI), conversó con los cujaeños sobre la directiva emitida por el Presidente norteamericano recientemente. «Mientras exista el bloqueo, seguiremos condenándolo», recalcó Jorge Luis Mazorra, diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, quien reflexionó sobre los daños de esta política en la Cujae.

Tenemos que saber valorar en la justa medida. No nos podemos marear. Hay que llamarle al pan, pan y al vino, vino. Barack Obama es el presidente norteamericano que más ha hecho por las relaciones con Cuba, pero no ha hecho todo lo que pudiera para quitar el bloqueo. Todo presidente quiere ser recordado, y este es su legado: el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba.

Estas ideas las compartió el periodista Oliver Zamora con los universitarios de la Cujae, y señaló que el hecho de que la gran mayoría de los países voten contra el bloqueo daña la estrategia internacional de Estados Unidos. En Cuba hay gente esperando por causa del bloqueo. Y no esperan solo en una parada por una guagua, sino que aguardan por un equipo médico que puede salvarle la vida, resaltó.

Entre firmas de murales, concursos de autorretratos, trabajo en las redes sociales, y las presentaciones de artistas aficionados de la universidad, transcurrió la mañana allí, que concluyó con el concierto de Andy Rubal.

Nuevo método, pero la misma intención

Aunque es otro paso en el proceso de normalización de las relaciones con Cuba, en la directiva emitida por el presidente Obama el pasado 14 de octubre se evidencia que Estados Unidos ha cambiado estrategias, pero no objetivos.

Así lo afirmaron los estudiantes del Instituto Superior de Diseño Industrial en un encuentro donde analizaron las diversas aristas de este documento, el primero de su tipo que aprueba el mandatario estadounidense que concluye su mandato a inicios del próximo año.

Foto: Roberto Suárez

Lil María Pichs Hernández, alumna de tercer año del Instituto de Relaciones Internacionales, argumentó que con la directiva presidencial se pretende estimular que sectores como la juventud propicien los cambios que quiere el Gobierno de los Estados Unidos. No prevén eliminar la Base Naval de Guantánamo y sí estimular programas para supuestamente promover la «democracia» y los «derechos humanos» en nuestro país, dijo.

Para denunciar otra vez el cerco económico que enfrenta Cuba, desde la creatividad de sus estudiantes, el ISDi propuso este viernes el concurso Carteles contra el bloqueo. El resultado gráfico del certamen se conocerá la semana próxima y será divulgado en los medios de comunicación, informó Rogelio Carmenate Carmenate, presidente de la FEU en este centro.

Bloqueo informático

Como una nueva iniciativa de la sociedad civil cubana, los jóvenes de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), también reflexionaron este viernes sobre la directiva presidencial dada a conocer por el presidente Barack Obama y el nuevo paquete de medidas anunciado por el Departamento del Comercio y el Tesoro de Estados Unidos.

Pilar González Ramos, estudiante de quinto año del ISRI, fue la encargada de introducir el diálogo con los estudiantes, quienes mostraron preocupación por las limitaciones tecnológicas que trae el bloqueo a la Universidad de las Ciencias Informáticas.

Sobre la directiva, afirmó González Ramos que constituye un paso en la construcción de mejores relaciones con Cuba, pues es la primera vez que en un documento oficial del Gobierno estadounidense se reconoce a Cuba como una contraparte legítima. No obstante, aseguró que el documento está elaborado desde la óptica del Gobierno del presidente Obama.

Foto: Roberto Suárez

 

Yo pudiera oír mucho mejor

Erika Diana García Mojena conoce bien las implicaciones del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba. La prótesis auditiva en su oído izquierdo le permite escuchar no pocos sonidos, pero podría hacerlo muchísimo mejor.

«Solo alcanzo a oír la mitad de lo que una persona normal podría. El alto costo de esta tecnología y las políticas norteamericanas que encarecen su adquisición en el mercado internacional limitan nuestra plena capacidad y desarrollo. De levantarse el bloqueo, yo podría contar con dos de estas prótesis e interactuar mejor con mis compañeros», aseveró la joven, que cursa el primer año de Informática en el Instituto Politécnico de Informática Fernando Aguado y Rico.

Pero ella no fue la única que este viernes en este centro, como en muchos otros de Cuba, alzó su voz contra el bloqueo. Desde bien temprano los más de 800 alumnos del plantel se unieron a las actividades para rechazar ese cerco injusto.

Al igual que en el IPI Fernando Aguado y Rico, en el Instituto Preuniversitario Arístides Viera, del municipio capitalino de Playa, cientos de adolescentes denunciaron y condenaron el bloqueo que Estados Unidos persiste en imponer a Cuba, y rechazaron la visión injerencista que caracteriza la directiva presidencial de Obama.

Al acto —que acompañó Suzanne Santiesteban Puertas, presidenta nacional de la FEEM—, asistió una estudiante también, pero del ISRI, quien sabiamente convidó a los muchachos a reflexionar acerca de las contradicciones más que evidentes en la directiva presidencial sobre Cuba, anunciada el viernes último junto a un nuevo paquete de medidas de muy limitado alcance contra el cerco criminal.

Cada joven llevó a esta cita especial con la Revolución —en la que no faltaron el canto, la declamación, pancartas, telas, piel pintada con nuestros símbolos— un mensaje enérgico: Con irrespeto y falsa moral, ni un tantico así. Y cantaron juntos la estrofa final de los versos de Bonifacio Byrne: «Si deshecha en menudos pedazos/ llega a ser mi bandera algún día,/ nuestros muertos alzando los brazos/ la sabrán defender todavía».

Fuerzas nuevas para odios viejos

Desde la Universidad nos sumamos a esta campaña contra el bloqueo y el carácter injerencista de la directiva del presidente Obama, que beneficia más a Estados Unidos que al pueblo cubano. Seguimos insistiendo en que los jóvenes no somos el eslabón más débil y no nos podrán utilizar. Esta es nuestra forma de decir que no. (Danhiz Díaz Pereira, estudiante de 3er. año de Ingeniería Industrial y presidente de la FEU en la Cujae)

La directiva presidencial, aunque representa un paso significativo hacia la normalización, es más de lo mismo de la política de la zanahoria y el garrote. Aunque Estados Unidos haya manifestado su intención de normalizar las relaciones con nosotros, su política es de doble moral, porque se siguen invirtiendo cifras tremendas en la subversión a Cuba y en organizaciones vinculadas a la mafia anticubana. (Bryan Betancourt Brito, estudiante de 5to. año de Telecomunicaciones e ideológico del Comité de la UJC en la Cujae)

 

Estamos dando a conocer a todos los jóvenes el carácter injerencista que se mantiene en las nuevas medidas de Obama. Lo hacemos con elementos para que realmente entiendan y, a la vez, le ponemos el estilo de los nuevos tiempos. (Laura Gutiérrez de la Lastra, estudiante de 5to. año de Telecomunicaciones y secretaria general del Comité de la UJC en la Facultad de Electrónica)

El vecino del Norte aparenta ser nuestro amigo; no obstante, sabemos que es otra la historia. Por ejemplo, en la directiva apuestan por el sector privado, pero para convertirlo en un arma contra las instituciones estatales cubanas. (Rafael Barbado Saladrigas, alumno de segundo año de Diseño de Comunicación Visual del ISDi)

La directiva es un documento injerencista. Aunque digan que van a facilitarnos la vida, sobre todo en cuestiones económicas, no nos engañan; cambian métodos, pero mantienen el mismo propósito de hace más de 50 años: subvertir el orden interno en Cuba. (Karina Parada Ávila, alumna de segundo año del ISDi)

Dice Obama que el bloqueo es una política obsoleta, pero él aún no agota todas las prerrogativas que posee para disminuir los daños que esta causa a la Isla. Esa es otra de las contradicciones de la directiva. (Daniela Arteaga Martínez, alumna de segundo año de Comunicación Visual del ISDi)

Hablan de respeto y, a su vez, afirman que continuarán las transmisiones de TV y Radio Martí. Siguen dirigiendo sus acciones a provocar una transformación social y política en Cuba; ahí está el carácter injerencista. (Daniel Monzón, alumno de segundo año del ISDi)

La directiva presidencial de Obama demuestra que Estados Unidos sigue pretendiendo entrometerse en los asuntos internos de Cuba. El Gobierno de esa nación sigue siendo claro en su afán de destruir la Revolución. En sus artimañas intentan involucrar a todos los sectores de la sociedad, en especial a los jóvenes, por considerarlos un blanco perfecto para sus acciones. Pero lo que ellos no saben es que esta juventud defiende el antimperialismo como principio. (Vanessa Duque Cabrera, estudiante de 120 grado del Instituto Preuniversitario Arístides Viera)

Obama nos convida a olvidar el pasado, a traicionar nuestros principios y eso no podrá lograrlo nunca. No podemos olvidarnos de nuestra historia, pues sabemos perfectamente desde cuándo Estados Unidos tiene interés en apoderarse de Cuba, a la que han ambicionado por su posición geográfica como llave del Golfo. (Marcos Roque Miranda, estudiante de onceno grado del Instituto Preuniversitario Arístides Viera)

Tenemos que seguir impidiendo que los Estados Unidos, como nos enseñó José Martí, se apoderen de Cuba, y caigan con esa fuerza más sobre nuestras tierras de América. Los cubanos jamás aceptaremos otras relaciones, que no sean de respeto e igualdad. Eso que lo sepan bien nuestros adversarios. (Karla Santa Rodríguez, estudiante de duodécimo grado y presidenta de la FEEM en La Habana)


Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.